19 de noviembre de 2013

La Sultana del Desierto (2)

Al final del día, se ha familiarizado con su situación. Por fin, su compañera se ha habituado a mirarlo cuando le dice "Preciosa". A la puesta del sol, Preciosa deja oír un grito profundo y melancólico.

“Dice sus oraciones”, piensa el alegre soldado.


Pero dice esto porque su compañera se queda en una actitud pacífica.

- Va, mi pequeña rubia, te dejaré acostarte la primera, le dice, pensando, evadirse muy rápidamente cuando esté adormecida, para buscar otro lugar para dormir.

El soldado espera con impaciencia la hora de su huida, y cuando llega, rápidamente marcha en dirección al Nilo; pero él no ha avanzado todavía mucho en las arenas cuando oye a la pantera que salta detrás de él, y da su grito de cuando en cuando, más impresionante que el ruido pesado de sus brincos.


Vamos, se dice, ¡me tomó cariño!... Esta joven pantera posiblemente no conoció todavía el amor. ¡Soy Posiblemente su primer amor¡

En aquel momento, el francés cae en arenas movedizas, tan terribles para los viajeros. Es imposible salir. Sintiéndose prisionero de las arenas, grita. La pantera lo toma con sus dientes y tira para atrás, lo saca de las arenas, como por magia.

Oh, Preciosa, dice el soldado, acariciándola con entusiasmo, esto es ahora hasta la muerte.

Ahora, ya no está solo en el desierto. Hay un ser al que el francés puede hablar, que ya no es feroz para él. No puede explicarse las razones de esta amistad extraordinaria. El soldado quiere quedarse levantado para observar los movimientos de la pantera pero se duerme. Cuando se despierta, Preciosa no está allí; sube sobre el montículo y a lo lejos la ve que corre. Preciosa llega con el hocico manchado de sangre, recibe las caricias necesarias de su compañero, y hace ronroneos graves para decir que está feliz.

Sus ojos miran todavía más dulcemente al provenzal que le habla como a un animal doméstico.

- Ah¡, Ah¡. ¿ Señorita, ve esto? Nos gusta ser acariciado, veo...

Ella juega como un joven perro juega con su dueño; y algunas veces provoca al soldado poniendo la pata sobre él.

2ª Parte de la Colaboración anónima recibida en varios comentarios.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 08 de Mayo de 2010.

41 comentarios:

  1. Bonita historia, me suena pero no termino de encajarla.

    ResponderEliminar
  2. La gatita de la foto está para comersela y la historia de la sultana va muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Cuidado con la pantera que se comerá a los bakes. Al tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Lo s Bakes se han comido ya a muchos idolatras y tiene 100.00 seguidores. Tu que carajo tiene a parte de la soledad eterna de los inmortales que tiene que luchar porque al final son como todos mortales de pacotilla.

    ResponderEliminar
  5. - ¿Supiste que falleció el jefe?

    - Sí, pero quisiera saber quién fue el que falleció con él.

    - ¿Por qué lo dices?

    - ¿No leíste la esquela que puso la empresa? Decía: '...y con él se fue un gran trabajador...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí podemos contemplar la complejidad que tiene el castellano, que la literalidad no se puede interpretar a pie de palabra.

      Eliminar
  6. Esta serie me gusta pero el cortarla por semanas hace qe se pierda el hilo del agurmento.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa foto de la pantera, parece una inofensiva gatita.
    El artículo va ganando interés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fisioterapeuta de Notre Damemartes, noviembre 19, 2013 10:18:00 a. m.

      Es una de las gatas de Robin, que le han hecho la cirujía estética.

      Eliminar
    2. Éste no es el de las caballas????

      Eliminar
    3. No, la de las caballas es Maruja, la que no quiere la cueva ni en pintura.

      Eliminar
  8. Muchas parejas famosas ha dado la Historia, pero una pantera y un francés de Provenza, nunca, nada tan surrealista.

    ResponderEliminar
  9. Esa imagen es de la Maína después de estar hartita de comer en el mejor restaurante de Cancún. El ropaje es un simple abrigo natural que le ha regalado el Maná-Maná, utilizando la tarjeta visa oro a cuenta del Ayuntamiento.
    Ya sólo queda la vuelta a la habitación presidencial del mejor hotel de dicha localidad para ficar, también llamado guarrerías mexicanas.
    Después del gasto ocasionado, y de vuelta a su ciudad natal, sin gastos a justificar, cada uno a su despacho:
    Y A JODER!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bien que joden esos sin verguenzas. Son malos.

      Eliminar
    2. Al paredón!!!!!!!, después de que devuevan lo que se han llevado.

      Eliminar
    3. Borregos BEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

      Eliminar
    4. Son bestias inmundas aliadas con sus siervos de kamasutra.

      Eliminar
    5. Cierto, hay muchos ciervos.

      Eliminar
  10. Soy nuevo en este blog y me gusta la variedad de artículos.
    Me llevará un tiempo para leer tantos artículos de tan variados colaboradores.
    Os felicito por la labor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy antiguo y me sige gustando. Biemvenido mister Joaquin.

      Eliminar
  11. Con publicar un capítulo por semana nos hace repasar el anterior para no perder el hilo, pero eso no tiene mayor importancia.
    Sólo nos queda esperar el desenlace de este interesante artículo.

    ResponderEliminar
  12. Me extraña que la pantera no se lo coma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo va a depender de quién tiene más hambre.

      Eliminar
    2. Se ha dado el caso en que un diestro se comio a un siniestro y vice idem.

      Eliminar
  13. Como sigan a este ritmo...Los dos son mamíferos. ¿Qué criatura saldría de un humano y una pantera?.

    ResponderEliminar
  14. Casi en todas las vidas hay un amor imposible...

    ResponderEliminar
  15. Con la nueva ley de seguridad ciudadana, puedes protestar contra las decisiones políticas gritando en tu salón entre 7 y 8 de la tarde.

    ResponderEliminar
  16. Un 19 de noviembre de 1933 votaban por primera vez las mujeres.Mi reconocimiento a las luchadoras que lo consiguieron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que hablamos de España.

      Eliminar
    2. O de la cueva de Robín.

      Eliminar
    3. Podría ser de cataluña Jordi

      Eliminar
    4. Pronto el actual Gobierno acabará con ello, como con todo lo conseguido en tantos años.

      Eliminar
  17. Y no conocemos a su autor.
    El relato es muy entretenido y bello.

    ResponderEliminar
  18. Los secretos del amor sólo están en la mirada.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ahí está ella, toda ella, como una reina, como una auténtica sultana!.

    ResponderEliminar
  20. Hay muchas maneras de sentir, lo que sea. Lo de la pantera es difícil de describir.

    ResponderEliminar
  21. Con paciencia me tomo el café que luego vendrá el té-

    ResponderEliminar
  22. La fotografía preciosa.
    Con razón se llama Sultana de oro y diamantes.

    ResponderEliminar
  23. Qué tierna, qué rica es, está para comérsela!.

    ResponderEliminar