23 de mayo de 2013

Mi juguete preferido, mi hijo



Cuando nació vio en él su espejo, sus ojos eran idénticos a los suyos, su boca, su pelo, en definitiva, su cara era la suya, e indudablemente todos los comentarios de familiares y amigos, certificaban lo que él había visto.

A medida que crecía intentaba protegerlo como cualquier padre a su hijo, tratando de que no le faltara de nada, que todo lo que su padre no pudo tener, lo tuviese él, aunque el sacrificio costara lo que costara.

Todo le parecía poco para él, los juguetes innovadores, los últimos del mercado, los mas caros, y de igual forma, su ropa, calzado, comida, la equipación del mejor equipo de fútbol, (el de su padre, el mejor del mundo), hasta el mejor colegio, a fin de que su enseñanza fuese la mejor, o estuviera dentro de las posibilidades de llegar lejos, mas de lo que ellos pudieron.

No solo eso, lo vio tan igual, que le parecía vivir de nuevo pero dentro del niño, y se sentía feliz por cada cosa minúscula que hacía, como así mismo se molestaba por nimiedades que dijeran de su retoño, ya que su hijo era perfecto, los demás son los que por envidia intentan desprestigiarlo.

Cuando jugaban, se lo pasaba pipa, el padre se encargaba de montar los juguetes, viendo el pequeño como lo hacía, y cuando le parecía oportuno los recogía perfectamente colocándole en el lugar adecuado para que no se deterioraran.

Hasta que poco a poco, fue cambiando, cuando pedía un juguete, al instante pedía otro, y después otro, no preocupándose de su recogida, dejándolos en cualquier lugar con el riesgo de ser pisados y rotos, y por mucho interés que ponía en enseñarlo, cada día le costaba mas trabajo educarlo, llegando a utilizar el castigo por no cumplir con las normas del padre.

Hoy tuvo la buena idea de comprar uno de los mas caros, un paso de semana santa, un palio de una de las vírgenes que suelen salir a la calle en esas fiestas, que cuando lo vio en el escaparate, se enamoró de el, con sus candelabros, sus flores, las velas, el manto de la virgen, su corona, precioso, lo llevó a casa, y empezó rápidamente a montarlo, con una ilusión inusitada, observando a su pequeño impasible, mirando como lo hacía.

Le costó dos horas el montarlo, quedó casi, casi, casi igual que el original, y el se lo pidió para jugar, lo cual accedió puntualizando que tuviese cuidado, y lo recogiera como papá suele hacerlo, pero no lo hizo, y después de un tropezón, fue a caer encima de su valioso juguete haciéndolo añicos, velas, corona, manto, todo destrozado, creó tal desilusión en su padre, que este lo emprendió contra el niño castigándolo en su habitación, sin cenar, sin ver televisión, y sin mas juguetes por haber roto su juguete preferido.

Podremos pensar que nuestros hijos son nosotros, en cada instante, en cada mueca, en cada mirada, y ser felices mientras no crezcan, después serán lo que quieran ellos, y tenemos que entender que fue un espejismo, y también tendremos que ayudarlos a que su camino sea lo mas llano posible.

Afortunadamente o no, los que tenemos hijos, no dejaremos de estar ahí para lo que necesiten, simplemente para decirles “te quiero”, o darles un fuerte abrazo y ellos sentirán que estamos a su lado, aunque siempre existan excepciones.

Me viene a la memoria un tema de Serrat, titulado “Esos locos bajitos”, una joya musical del año 1981, que para deleite de todos, dejo su reproducción. 


42 comentarios:

  1. Me parece un articulo interesante creo q la educacion es algo complicado pero no imposible de conseguir q lleguen hacer lo q uno desea creo q con amor y cariño todo se puede conseguir como cualquier madre para mi son mi vida y por ellos hago lo imposible , muy bonito

    ResponderEliminar
  2. Te será difícil con tantas amantes saber el niño a que mama pertenece. Tiempo haz para fornicar.

    ResponderEliminar
  3. ¿La altitud de un avión se mide con respecto al suelo o al nivel del mar?

    Se mide con respecto al nivel del mar. En realidad, lo que se hace es medir la presión atmosférica y deducir después cuál es la altitud. Los altímetros, los instrumentos que utilizan las aeronaves, funcionan por comparación de la presión atmosférica que hay fuera del avión con respecto a la que hay al nivel del mar. Se aplica una regla matemática: se sabe que la presión decrece 110 milibares por cada 1.000 metros. Así que se mide cuántos milibares hay en el exterior del aparato y se calcula cuántos pies hay hasta el mar, donde, por convención, se habla de una presión de 1.013 milibares. Un altímetro está compuesto por un cilindro de cobre hermético (aneroide) en cuyo interior hay una presión constante. Al recibir la presión atmosférica de la altura a la que viaja el aparato, las paredes de ese cilindro se contraen o se dilatan más o menos, y hacen moverse la aguja del indicador. Otra cosa que ocurre en un avión es que dentro hay que simular una altitud que haga la atmósfera respirable. En concreto, se presuriza la cabina como si se estuviera a 1.800 m.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena la explicación.

      Eliminar
    2. MUY BUENO EL RINCON DE CURIOSIDADES DE SOLE

      Eliminar
  4. Estaban dos niños cada uno con un trompo y uno le dice al otro:
    A ver, baila el trompo.
    Y el otro le contesta:
    No sabo.
    El otro le dice:
    No se dice "no sabo" se dice "no sepo".
    En ese momento una señora estaba escuchando la conversación de los niños y les dice:
    No se dice ni no sabo ni no sepo.
    Los niños le preguntan:
    Entonces, ¿Cómo se dice?
    La señora les contesta:
    No sé.
    Y los niños le dicen:
    Entonces, por qué se mete en lo que no le importa.

    ResponderEliminar
  5. Bonito, pero complejo de entender. No llego a captar el mensaje.

    ResponderEliminar
  6. Creo que ese artículo lleva algún mensaje.

    ResponderEliminar
  7. Con un niño pequeño, por un accidente no se puede hablar de espejismo.
    Desde que nacen son criaturas moldeables, cada uno con su carácter, pero moldeables.
    Los problemas, en la mayoría de los casos, no son de los niños sino de quien los educan.

    ResponderEliminar
  8. Educar a un hijo no es tarea fácil, Luki.
    En todo momento, en cualquier etapa de su vida, los padres deben estar siempre ahí, mostrándole todo su apoyo y su amor.
    Los últimos párrafos son los que más me han gustado.

    ResponderEliminar
  9. Uno de los grandes errores que cometemos los padres es dar demasiada protección a los hijos, hasta en edad avanzada.
    No se quiere más a un hijo atiborrándolo de caprichos.

    ResponderEliminar
  10. Aunque escribes en tercera persona creo que está vivido en primera persona, que no es producto de la fantasía.

    ResponderEliminar
  11. No me gusta la linea que este bake está escribiendo en los últimos artículos.

    ResponderEliminar
  12. El diálogo es fundamental para la relación padre-hijo.

    ResponderEliminar
  13. A quién sale mi Maná-Maná para ser tan hijo de..., para tener tan mala leche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor juguete de ese cerdo es la Maína, su amante, que la enchufa con un cargo de 50.000 euros anuales simplemente para que le haga las mamadas cuando el amo lo pida.

      Eliminar
  14. Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista.

    ResponderEliminar
  15. Luki, es hora de disfrutar tu LABOR de ser padre para que luego tus hijos no te pasen "FACTURA".

    ResponderEliminar
  16. Me gustaría conocer la versión adolescente de mis padres a ver si son tan perfectos como dicen ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adolescencia es una etapa donde existe una rebeldía hacia las imposiciones de los padres. El adolescente se siente importante y en poder de la razón; el choque es inevitable.
      Pasada esa etapa, con la madurez, todo es más sensato y acorde con el rol correspondiente.
      Por supuesto que no hay nadie perfecto, ni como padre ni como hijo.

      Eliminar
  17. En educar a tus hijos, gasta la mitad de dinero y pasa el doble de tiempo con ellos.

    ResponderEliminar
  18. Habría que educar primero a muchos padres y después a sus hijos.

    ResponderEliminar
  19. Voy a enseñar a mis hijos a que sean responsables, inteligentes y honestos. Así me aseguro de que nunca persigan una carrera política.

    ResponderEliminar
  20. El tema es atractivo pero veo que no lo has enfocado bien, lo has enmarañado.

    ResponderEliminar
  21. "¡Chicharito la jaba número uno; chicharito la jaba número dos...!". Ese juego me lo enseñó mi padre; otros juegos también.
    Lo importante no es la cuantía económica depositada en los regalos, la buena educación está muy por encima.

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué buena época ésta para criar a nuestros hijos en los valores de trabajo, honestidad y austeridad!

    Gracias, esforzados servidores públicos.

    ResponderEliminar
  23. Hostias, el crío se parece a mí cuando me pongo a pintar!!!!

    ResponderEliminar
  24. Luki, no te imagino jugando con los niños. Yo te hacía más de jugar con las niñas... (ES BROMA)

    ResponderEliminar
  25. Pobres de nuestros locos bajitos, con éstos padres que no saben!! Hagamos conciencia y eduquémoslos de otra manera.

    ResponderEliminar
  26. No puedo dejar de emocionarme, cada vez que escucho esta canción. Un genio Joan Manuel Serrat.

    ResponderEliminar
  27. Esos locos bajitos son los mejores!!!! Son los que nos demuestran que somos los adultos los que estamos MAL.

    ResponderEliminar
  28. Aquí Hay gato escondido y todos son comentario de la fábrica de chocolate: ¿Qué niño? ¿Qué mujer? ¿Qué amor? Juguetes rotos y muy antiguos que no son posibles componer.

    ResponderEliminar
  29. Un jardinero de amor siembra una flor y se va, otro viene y la cultiva, ¿de cual delos dos será?.

    ResponderEliminar
  30. Hole los cojones de mi hombre.

    ResponderEliminar
  31. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar