13 de junio de 2013

Un trocito de mi



La vida volvió a llegar de nuevo a donde parecía que no llegaría. Una gota de rocío amaneció de pronto entre nosotros, llenando de alegría nuestra casa, nuestros corazones, nuestras vidas, agradeciéndole a Dios que tu cuerpecito naciera de mi humilde cuerpo.

Paula es un trocito de cielo que trae aires nuevos, esperanzas, y sobre todo, el saber que se ha tenido la suerte de haber conseguido traer al mundo a algo tan majestuoso, tan maravilloso, tan lindo.

No se como descifrar lo que noto cuando me sonríes, parece que intentas hablar, y la felicidad que exteriorizas, hace que todos sonriamos al unísono, ver que conoces tu nombre y giras tu cabecita al lugar de donde proviene la voz que te llama, eres una niña preciosa.

Me encanta ver como duermes, esa paz que sientes, transmite calma y se me pasa el tiempo observando tus pequeñas muecas, tus manos, tus lunares, recorro tu pequeño cuerpo con mis ojos intentando divisar solo perfecciones en ti, las tienes todas.

Jamás podría pensar que formases parte de mi vida, y ahora que te tengo, junto a tu hermano, me hacéis la madre mas feliz del mundo, y para seguir siéndolo lucharé por que no os falte nada que necesitéis, mi amor estará en cada momento formando una orla alrededor de vosotros provocando la protección maternal.


Soy feliz como un pájaro sin jaula
Que al amanecer gorgotea su canto
Mis hijos Cristian y Paula
Hacen que un leve llanto
Sea sonrisa perenne
Alegría continuada
Una vida deseada
Por ellos y para ellos siempre.

30 comentarios:

  1. Me supongo que tú no escribes sino que será una mujer. Veo una titeratura más bella y con una candencias menos egocentrista.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quién inventó las galletas ‘cookies’?
    Fueron producto de la serendipia

    Seguro que la mayoría tenemos tan asumidas las Chips Ahoy! que pensamos que las cookies existen de toda la vida. Pues ni mucho menos. Nacieron en 1930 en una vieja casa colonial de Massachusets que por tradición había servido como posada a los viajeros. Fue en ese año cuando Ruth Wakefield y su marido compraron la vivienda y se hicieron cargo del humilde negocio. Pronto sus recetas de cocina casera, y especialmente sus deliciosos postres, comenzaron a atraer clientes de toda Nueva Inglaterra.

    Hasta que un día Ruth se quedó sin el chocolate que habitualmente utilizaba para las galletas y tuvo que recurrir a una barra que le había regalado Andrew Nestle. La cortó en trocitos y los añadió a la masa, pensando que se fundirían y el resultado sería el mismo que de costumbre. Sin embargo, las pepitas mantuvieron su forma y se volvieron cremosas. Fue todo un éxito de público... y crítica. Ruth comenzó a aparecer en los periódicos y un día el señor Nestle, cuyas ventas se habían incrementado radicalmente, visitó la posada. Llegaron a un acuerdo: él podría imprimir su receta de ‘cookies’ en el envoltorio de sus tabletas durante cien años. Ella, a cambio, dispondría de todo el chocolate que necesitara a lo largo de su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante esta anécdota, Sole.

      Eliminar
  3. - "Almirante, quince carabelas aproximándose."
    - "¿Una flota?"
    - "No, flotan todas

    ResponderEliminar
  4. Visto en abstracto, el artículo está bien. Lo que no sé es si lleva algún mensaje o no.

    ResponderEliminar
  5. Ser madre es lo más más maravilloso del mundo.

    ResponderEliminar
  6. Luki, te quiero. Me siento orgullosa de que tú seas el padre.

    ResponderEliminar
  7. Todo lo que comentas en el artículo es el sentimiento de cualquier madre respecto a sus retoños, aunque vaya dirigido a una persona en concreto.

    ResponderEliminar
  8. Ese sentimiento lo conocemos todos los que somos padres. Cuando nace tu hijo ademas es el único y primer hijo nacido en el mundo, asi lo sientes.

    Por cierto, ¿No habéis pensado alguna vez que es una magnífica programación en nuestras celulas para mantener la especie? Y eso que yo no soy creacionista jaja.
    Un saludo muy fuerte a colaboradores y a lectores

    ResponderEliminar
  9. Luki, hoy te has salido de tu guión habitual, con menos yoismo.

    ResponderEliminar
  10. Luki, enhorabuena por tu maternidad. Esperamos que sigas escribiendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ironía?. ¡No, venga no!.

      Eliminar
    2. Son idiotas. No comprenden que eres un verdadero hombre.

      Eliminar
  11. Recuerdo hace años que se hizo una encuesta para que se votara la palabra más bonita que contempla la RAE.
    La más votada fue la palabra "MADRE". Si no recuerdo mal, la segunda fue "MELANCOLÍA".

    ResponderEliminar
  12. Ser mamá es todo un arte, pero no cabe duda que la recompensa no tiene precio.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡¡Qué hermoso!!! Me he emocionado y todo

    ResponderEliminar
  14. SIN PALABRAS. NO HAY AMOR MAS INCONDICIONAL, Y AUNQUE HAY ALGUNAS QUE SON CASO APARTE, EL SIGNIFICADO DE ESA PALABRA LO DICE TODO. LA MADRE ES EL SER MAS EXCEPCIONAL DE LA VIDA.

    ResponderEliminar
  15. Lo más bello que me dio la vida son mis hijos. Muy bonito, Luki.

    ResponderEliminar
  16. Ojalá se valorara más el trabajo de las madres pero desafortunadamente no es así

    ResponderEliminar
  17. Cada una de nuestras madres amadas, queridas... a veces olvidadas, pero siempre fieles a su entrega y amor por cada uno de sus hijos.
    Luki, gracias por la oportunidad de apreciar este magnífico don.

    ResponderEliminar
  18. Madre sólo hay una, así que hay que quererlas, amarlas, adorarlas y todo lo bueno que podamos hacer por ellas.

    ResponderEliminar
  19. Dios bendiga a todas las mamás por ser tan especiales. Para ellas aunque seamos grandes siempre seremos sus hijos pequeños y nosotros siempre necesitaremos de ellas. Ellas tienen toda la sabiduría pues el todopoderoso se la ha dado.

    ResponderEliminar
  20. Precioso, todo lo que se diga de las madres ha de ser positivo, como así se muestra en el artículo, y la poesía me ha emocionado, esas palabras tan bonitas solo pueden salir del amor madre hijo o viceversa.
    Leer estas cositas alegra el blog, felicidades.

    ResponderEliminar
  21. Me gustaría sentir que mis hijos se manifestaran de esta forma o parecida, aunque no soy madre creo que también traté por todos los medios darles mi cariño eterno.
    Precioso alegato a los hijos.

    ResponderEliminar
  22. Hacía tiempo que no entraba en el blog, y ver esto me ha hecho recordar el amor que siento por mi madre, que aunque se fue de este mundo, aun consigo mantenerlo, arrancarlo es imposible.
    Luki aparentas ser una persona muy sentimental, ¿cierto?

    ResponderEliminar
  23. Luki, creo que tu no has escrito esto, pienso que alguien te lo ha ido dictando, o sea, que no es tuyo, porque esa poesía es muy profunda, porque he leído todo lo que has hecho, se que tu no haces ese tipo de poesías, de todas formas sea quien lo haya hecho, es muy bonito.

    ResponderEliminar