16 de julio de 2013

Un kilo de papas


No hace mucho, quizás dos o tres semanas, un amigo recogió el sembrado de patatas que desde hace mas de tres meses, sembró y cuidó con el esmero de una buena cosecha, que como casi todos los años, no es lo que en principio parece, las plantas altas y hermosas, pero después no son buenas, o no son las que creía que iba a recolectar.

Pero indudablemente, esas “papas”, son las mejores, aunque no sean grandes, son las que mejor saben, y también las mas baratas, porque el precio del mercado las sitúa en mas de un euro el kilo y con un par de huevos fritos, o aliñadas con cebollita fresca, o simplemente cocidas con un poco de sal, son manjar de dioses, “delicatessen” para la hambruna humana exceptuando para aquellos poderosos que no se inclinan ante la simple patata.

No era mi intención hablar de cocina, no tengo ni idea como elaborar una pequeña receta, la verdad es que yo soy uno de los que comen sin prestar atención a como lo hacen, uno no es perfecto, je je, pero si es cierto que tiene que ver algo con lo que a continuación quiero exponer, ¿tan esencial es la alimentación?, pues quizás mas bien sea secundaria.

No es de recibo que los medios de comunicación, la prensa, etc., den mas relevancia a noticias súper millonarias por el contrato de jugadores de fútbol, ni mas ni menos que unas cifras abismales que en el bolsillo de algunos de nosotros producirían escalofríos, mareos, insomnio, miedo, cifras como cien millones de euros por un tal Bale, o un tal Neimar, desastroso.

Cantidades que puestas en manos de gente sensata y honrada, podría servir para formar empresas y que el empleo siga existiendo, dando de comer a familias que rezan diariamente por no ser desahuciadas, o por llegar a fin de mes sin tener necesidades, o apoyar a la ciencia, a la medicina, ayudando a conseguir tratamientos o curas para enfermedades que aun siguen sin una solución clara, pero no, ese dinero es mejor gastarlo en divertimiento para ciegos, y que me perdonen los invidentes, que no tienen culpa de nada.

Deberíamos cerrar los ojos o mas bien dejar de prestar tanta atención a este tipo de ventas que nos hacen, va siendo hora que sean los poderosos los que costeen su diversión, que bastante tenemos nosotros con aguantar tanto ladrón suelto y descarado,  y el tiempo que dedicamos a ello volcarlo en lo esencial, en lo primario, lo necesariamente importante aunque llevemos décadas dedicadas a ese llamado “espectáculo”, no deja de ser una cortina de humo que ha ido alejándonos de lo mundano, por ejemplo, de lo que vale un simple kilo de patatas.      

32 comentarios:

  1. - Dígame Josefa.. ¿ A qué corresponde esta formula química H2O+CO+CO

    - Bueno, tampoco soy tan bruta ¿no?, pues eso es agua... de coco...

    ResponderEliminar
  2. Las papas son la pirámide del sustento humano.

    ResponderEliminar
  3. La patata, junto al arroz y el trigo son los elementos alimenticios que más hambruna han quitado y siguen quitando, dependiendo de la zona planetaria.

    ResponderEliminar
  4. Para valorar el dinero que disponemos no tenemos más remedio que conocer los precios del mercado, hablo de la gran mayoría, los que disponemos de un salario mensual.
    Los precios de las patatas son fluctuantes, obedecen a la implacable ley de la oferta y la demanda.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué ricas las patatas fritas con huevo!

    ResponderEliminar
  6. ¿Solucionar la prima de riesgo?
    Mejor dar una prima a los futbolistas.

    Fdo.: Ministerio de Economía. Gobierno de España.

    ResponderEliminar
  7. No es algo que nos pueda causar asombro. Para que haya unos pocos ricos, muy ricos, hace falta que haya muchos millones de pobres.

    Y la banca nunca pierde, siempre gana.

    Volvemos a los tiempos de las desigualdades. Al lado de la opulencia cohabita, la necesidad, el paro, deshauciados en la calle, etc.
    Y para rematar, los gobernantes, rescatan a los bancos que sus gestores se han hecho millonarios gracias a su gestión, llevándolos a la bancarrota y no a las personas .

    ResponderEliminar
  8. Aunque creamos que todas las patatas son iguales, no lo son. Exite una variedad de patatas bastante amplia.
    La más común, por su gran producción por planta, es la "punta". Tiene forma de riñón y es la que solemos ver en el mercado. Su calidad deja mucho que desear.
    Otras, más escasas en los mercados, pero de una gran calidad son, por ejemplo, la "baraca" y la "jaerla". Suele consumirse, principalmente en la parte norte de España.
    Otro tipo de patata, no tan valorada, y de una gran calidad es la patata roja. Exquisita.
    Hay muchas más.
    Cuando siembro patatas, compro como semilla un poquito de cada, un variaito.
    Para obtener una buena cosecha es importante cambiar el clima de la patata-semilla y usar estiércol animal.
    En España suele haber dos períodos de siembra y por tanto de cosecha. La más importante es la que comienza a partir de febrero, dependiendo del clima (no olvidemos que el frío es el enemigo número uno de esta planta, las quema).
    Se trocea la patata buscando una o dos yemas, que es lo que se entierra.
    La otra siembra se realiza casi en verano para recolectar en otoño. En este caso se entierra las patatas pequeñas enteras. Hay que regar al comienzo.
    Soy un negao en la siembra de la patata, siempre se me ponen "atabacá" (enfermedad del mildius). Ni fumigándolas con sulfato de cobre lo soluciono. Debe faltarle a la tierra algún componente.
    Como dice el amigo Bake Luki, habiendo patatas y huevos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario genial, como dodo los del amigo.

      Eliminar
  9. No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.

    ResponderEliminar
  10. Es una vergüenza que en algunos deportes se manejen cifras astronómicas, habiendo tanta precariedad en mucha gente.

    ResponderEliminar
  11. Es nauseabundo comprobar como los políticos del PP se recrean con la desgracia de millones de familias.

    Las declaraciones de Rajoy y de sus ministros son obscenas y propias de negreros que están transportando "carne humana" a las plantaciones de algodón.

    Hace falta unión y mucha protesta para apear del gobierno a esta partida de bandoleros.

    ResponderEliminar
  12. MILLONES DE CASAS VACÍAS, Y MILLONES DE TONELADAS DE COMIDA QUE CADUCAN EN LOS CENTROS COMERCIALES... NO DEBERÍAN DE DEJAR QUE CADUQUEN... QUE REPARTAN COMIDA ALGÚN DÍA ANTES DE QUE CADUQUE Y, QUE PONGAN ALGUNOS CENTROS QUE ESTÁN VACÍOS PARA LAS PERSONAS SIN HOGAR... ADEMÁS DE UNOS PLANES PARA SU REINSERCIÓN EN LA SOCIEDAD...

    ¡NO A LA POBREZA! ¡SÍ A LA VIDA!

    ResponderEliminar
  13. Mi Maná-Maná es todo una patata, siempre se le ha llamado el cara papa.
    Es redondo, no piensa, está rodeado de mierda, de estiércol, como son los sindicalistas liberados y la Maína, aparte de la ingente cantidad de pelotas, lacayos-culebras y del resto de politicuchos como él.
    Me quedo con la "papa".

    ResponderEliminar
  14. Está claro que lo peor de este país es esa casta de corruptos que se han aprovechado de la coyuntura económica para enriquecerse robando. Son una mancha para España de enormes proporciones y aún más de enormes repercusiones sociales. He llegado a la conclusión que esa gente se están cachondeado de nosotros, de Hacienda y de la Justicia, y lo continúan haciendo de una forma impune porque no tienen miedo a lo que les va a pasar , ya que tienen bien cubiertas las espaldas con sus amiguetes abogados. ¿ Por qué algunos bancos de Suiza, por poner un ejemplo, solo se limitan a informar de las cuentas de esos gángsteres sin que se proceda a la extradición de capitales como ocurre con los terroristas. ¿Acaso esos depredadores no son terroristas, que por su avaricia incontenible están creando paro, dolor,hambre y un sinfín de sufrimientos como la falta de atención médica y la degradación de la enseñanza?

    ResponderEliminar
  15. No hay nada más sencillo que preparar unas patatas fritas con huevo.
    Pues bien, hay en Madrid un restaurante que se llama "Casa Lucio" que tiene, dentro de sus especialidades, las patatas fritas con huevo. Las cortan a rodajas y los huevos son de calidad.
    Ya no me acuerdo del precio, pero es caro de cojones.

    ResponderEliminar
  16. Es importante conocer los precios de todos los productos del mercado, en todas sus parcelas, asi podremos comparar y elegir.

    ResponderEliminar
  17. España va bien: es el país de Europa con tasas más altas de paro y de pobreza y la cuarta en número de banqueros millonarios. Guillotina.

    ResponderEliminar
  18. Luki, qué hambre me ha entrado con lo de los huevos con papas. ¡Asco país!

    ResponderEliminar
  19. Las mejores papas, las del cabezo "La Cerraja", papas como melones.

    ResponderEliminar
  20. Enormes cifras se redondean y tenemos referencias.
    En lo más importante no tenemos ni idea.

    ResponderEliminar
  21. Luki, eres un máquina, de pelar patatas.

    ResponderEliminar
  22. Yo con un kilo de papas no tengo ni para empezar.

    ResponderEliminar
  23. El que me la coge con las dos manosmartes, julio 16, 2013 1:54:00 p. m.

    El peligro viene cuando los precios de las papas suben y bajan descontrolados, como las bragas de la Maína; como los ascensores Tyssen & Boeticher.

    ResponderEliminar
  24. Mamá, mamá, en el colegio me llaman cabezón.
    ¡Anda ya, eso es mentira; no les eche cuenta!.
    Acércate a la tienda y me traes cinco kilos de patatas.
    Dame una bolsa para echarlas.
    ¡Échalas en la gorra mismo!.

    ResponderEliminar
  25. En este país a más cabrones y vividores que papas.

    ResponderEliminar
  26. Mi hombre siempre pensando en todo. Echame a mi todas tus papas cari.

    ResponderEliminar
  27. Lo que no entiendo como te lo montas para escribir de todo.

    ResponderEliminar
  28. Pacome papa hay que trabjar y no llevarse todo el año de permiso.

    ResponderEliminar
  29. Fantástico el blog y el artículo muy realista. Besos para todos.

    ResponderEliminar
  30. Pronto no veremos las papas y nos tendremos que ir a su lugar de origen.

    ResponderEliminar
  31. Lulú me faltaran las papas peros los huevos los tengo seguros contigo.
    Besos

    ResponderEliminar