6 de abril de 2016

Lujuria

Soy un pecador, lo confieso.

Paso el día entero esperando este momento. Lo visualizo en mi mente una y otra vez, y ahora que llega, mi apetito parece saciarse por un lapso corto de tiempo.

Desnudarte es lo más parecido a la felicidad. Recorro tu espalda con mi boca, besándola, lamiéndola, mordiéndola. Esta piel es la que guía mi vida, por la que todo lo demás cobra sentido.

Cuando tus senos asoman ante mí, un deseo irrefrenable por comérmelos recorre mi espina dorsal. Todos mis movimientos posteriores se sincronizan para terminar mordiendo tus pezones con una avidez indomable.

El descenso por tu busto siempre es placentero, puesto que sé lo que espera algo más abajo. Es por ello por lo que prefiero alargar esta sensación desviándome hacia tus piernas. Las mismas que minutos antes bailaban para mí y que yo sabía que en breve serían mías durante un breve instante.

Chupar tus muslos siempre supone en mí un sentimiento arrollador que termina con mi boca en tu sexo. Tu vulva es mi diosa, mi tesoro. Aquello por lo que mataría sin dudarlo.

Ese monte de Venus lo escalaría durante toda mi vida si fuera necesario, sabiendo que en lo más alto del mismo siempre me esperarán tus labios y tu clítoris.

Es entonces cuando la penetración es inminente. Tengo que hacerlo, no puedo evitarlo.

Sé que mi deseo se está marchando progresivamente con cada vaivén. Es por ello por lo que intento mantenerlo conmigo introduciendo mi pene en tu boca para alargar al máximo esta sensación de querer desearte a ti y sólo a ti

Pero al final siempre termina ocurriendo lo mismo, y con la eyaculación el deseo desaparece de un plumazo.

La noche siguiente te volveré a ver en el Club, pero ya nunca más te desearé como hoy, dejando paso a que mi sed de carne pueda saciarse con alguna de tus compañeras con las que nunca yací.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 25 de Septiembre de 2013

41 comentarios:

  1. Una faceta nueva en este Bake. Me gusta su estílo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado que el mejor sexo es el que se tiene con prostitutas.
    Incluso me planteo a veces si también el amor.

    ResponderEliminar
  3. Estás "penetrando" en un tema inusual en ti.
    El artículo está perfecto.

    ResponderEliminar
  4. Eso, eso, lujuria, mucha lujuria, hay que cambiar de hembra constantemente.

    ResponderEliminar
  5. En el Pleno Municipal que se celebrará hoy en el Ayuntamiento de Huelva se aprobará, entre otros puntos, la concesión del tercer paquete para pago a proveedores. Esto acarreará las siguientes consecuencias:
    -Venta del pabellón polideportivo "Andrés Estrada".
    -Venta del Palacio de los Deportes.
    -Venta del edificio que alberga Urbanismo y Medio Ambiente, sito en "la Placeta", lugar muy céntrico.
    -Privatizar durante 50 años el cementerio municipal "La Soledad".
    -Subida brutal de la factura de agua, que es de las más caras de España.
    -Creación de nuevas tasas y subidas de otras ya existentes.
    -Reducción de salarios de los trabajadores municipales por valor de un millón de euros.
    -Etc.
    Esto es una aberración. Dejar a toda la ciudad casi sin patrimonio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo una palabra GOLFOS.
      Sólo una frase LO PAGARÉIS

      Eliminar
  6. Aquí hay candela, de la buena.
    Bravo, Bake.

    ResponderEliminar
  7. Lo del cambio de cadera viene en el libro de mantenimiento del Rey y se recomienda hacer cada 30.000 prostitutas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del rey me parece super tierno. Joderse la cadera y casi la vida por amor al desenfreno y la lujuria es, cuanto menos, adorable.

      Eliminar
    2. El amor hacia los elefantes le pierde.

      Eliminar
  8. Nodoyuna, eres el motivo de mi alegría en el día y el motivo de mi lujuria en las noches.

    ResponderEliminar
  9. Con la picha de ese tío lo único que va a hacer es una sangría.
    Qué nabo tiene, parece una catana!

    ResponderEliminar
  10. ¡Miércoles, mitad de semana para el amor y la lujuria! ¡a disfrutar zánganos!

    ResponderEliminar
  11. El apetito sexual, como todos los apetitos, es una cuestión relativa en cada ser humano. Hay apetitos voraces, como hay paladares refinados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que le pregunten a los políticos por lo del paladar refinado.

      Eliminar
  12. Desconocido, nodoyuna, pero me ha gustado.

    ResponderEliminar
  13. Parece que ha terminado el verano y vuelven a escribir los colaboradores.
    Nos alegramos.

    ResponderEliminar
  14. Los hombres nos acostamos pensando en sexo y nos despertamos con la solución en la mano.

    ResponderEliminar
  15. Si das sexo, te darán sexo. Si das amor, te darán por culo...

    ResponderEliminar
  16. ¿Por qué la lujuria tiene que ser un pecado?. ¿Habrá algo más natural que el sexo?.

    ResponderEliminar
  17. Disfrutemos de la lujuria, el sexo y la pasión, hagamos el amor cada día y jamás digas que no.

    ResponderEliminar
  18. En el mundo del sexo todo vale.
    Por ejemplo, a mi Maná-Maná le gusta trabajar con su ojete. Eso no me preocupa en absoluto, lo que me preocupa es su nefasta gestión polÍtica (por llamarlo de alguna manera).
    No se puede ser tan chulo y tan inútil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la Maína?.
      Chumino y ojete no se llevan bien.

      Eliminar
  19. Nodoyuna, te deseo de un modo lujurioso... Me encanta como escribes.

    ResponderEliminar
  20. Me has dejado sin palabras, no me esperaba este cambio en tus escritos, pero me gusta, si me gusta y mucho.
    Quizas me equivoque, pero creo que demuestra lo a gusto que estas y yo estoy encantada de ello.

    ResponderEliminar
  21. nos ha dejado sin palabras esta historia picaresca del picarón.

    ResponderEliminar
  22. Larguirucho te quiero echar un polvo YA!

    ResponderEliminar
  23. La churra picuda es de cuidado y el chebrole es macizo.

    ResponderEliminar
  24. Nodoyuna, eres muuuuuu grande¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  25. Parece que los aires del norte te están calentando. ¡Qué arte, amigo! Me has puesto a cien.

    ResponderEliminar
  26. Esto es lo que nos hace falta. Sexo, sexo y más sexo.

    ResponderEliminar
  27. Fenomenal, Bake Nodoyuna, el artículo está impresionante.

    ResponderEliminar
  28. Eres...demasiado rápido querido...no me extraña que vuelvas al siguiente día a por mas jajajja

    ResponderEliminar