24 de marzo de 2014

Volver a sentir


No se que escribir, no se que contaros, no encuentro las palabras para empezar, pero....¿ el qué ?, parece como si me quedara en blanco, como si todo se hubiera muerto, o es que yo soy el que se está muriendo.

Me veo en un rellano de una edificio sin saber a que planta subir, y cada vez que lo intento siento un frío horrible, una presión en el pecho, y algunas veces, un calor, que sudo sin el menor esfuerzo, !que raro!.

Al llegar a casa, con el tesoro que tengo allí, me pasa igual, no se me apetece besarla, estrujarla, decirla lo que la quiero, y estoy pensando en que algo serio me está pasando, porque esto no es normal.

Mi diosa se da cuenta y evita entrar en dicusiones, me lee la mente y sabe que es mejor para todos que me deje descansar a ver si se me aclaran las ideas un poco, y recupere la persona que soy, no obstante sigo viéndolo raro, muy raro.

Al día siguiente en el trabajo, mis compañeros me notaban que no era el mismo, incluso hablaba mas suave, casi no se me entendía lo que decía, y lo peor es que me molestaba todo, no sabia donde meterme para que no me enojara con nadie, así que salí a la calle con la pretensión de tomar el aire fresco e intentar serenarme. No lo conseguí, y además tuve que volver al trabajo porque tenia un frío bárbaro, y minutos después chorreando en sudor sin hacer ejercicio alguno.

No me lo pensé mas, pedí cita para el medico porque me estaba volviendo loco, lo que me estaba pasando no me gustaba un pelo, y no quería seguir así mas tiempo, ese no era yo. Hasta que fui al doctor, pasaron varios días, pasando un calvario tanto los que me quieren como yo, pero en fin, llegado el momento entro en la sala del galeno y con mucho agrado me indica que me siente y relate lo que me pasa.

Después de unos veinte minutos escuchándome y notando la importancia que yo le estaba dando, me pide que me incorpore, y se pone a controlarme la tensión arterial, me mira el blanco de los ojos, se coloca el fonendoscopio y escucha mi respiración y corazón, y se puso a escribir sin decir una palabra, me tenia en ascuas.

Tu no está loco chaval, lo que tienes es un resfriado de caballo, y aun te quedan de pasar algunos días mas, me quedé atónito, ?un puñetero resfriado¿, !que alegría coño!, y yo que pensaba que lo estaba perdiendo todo, gracias amigo doctor, pero quiero que sepa que lo ha pasado fatal solo de pensarlo, porque si ya no se puede sentir nada, es mejor la muerte.


Artículo reeditado: originalmente publicado el 03 de Noviembre de 2010.

30 comentarios:

  1. Si el autor es el de la fotografía está para comerselo.

    ResponderEliminar
  2. Guayabo y no notaste los síntomas característicos del resfriado o has querido hacer un simil. Si es lo segundo está muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Ha sido una buena metáfora médica. Me encanta tu forma de decir las cosas. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tu no estás loco, estas estupendo.

    ResponderEliminar
  5. Te doy de baja el tiempo necesario para que que te recuperes y sigas escribiendo.
    Ah! no te acerques a mi en estos días por lo del contagio.

    ResponderEliminar
  6. Eres demasiado, la cuestión es no dejar de tener sentimientos, y si son los que te gustan, mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tengo una duda, el médico era femenino?
    jajajaja

    ResponderEliminar
  8. yo vuelvo a sentir cada vez que tu escribes mi amor

    ResponderEliminar
  9. Coñac, aspirina y el sudor de tu cuerpo o si te dejan el de tu pareja seguro que te quitan los agobios y el resfriado excepto la locura, esos es propio de los Bake,s. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. TE QUIERO SENTIR, VOLVER A SENTIR.... DENTRO DE MI....

    ResponderEliminar
  11. CUARTA ENTREGA: Una vez expulsado el provocador y después de asarlo a la parrilla lentamente, el opaco marca una estrategia para ganar tiempo. Coloca su perfil con foto. Una vez asada la carne a fuego lento y culminado el "asesinato" de varios colaboradores decide marcharse y dejar el blog. Pero antes...

    ResponderEliminar
  12. Algunas veces cuando escaseamos de algo tan importante como los sentimientos, la depresion nos invade, cegando el porque de las cosas que normalmente son mas faciles de lo que en realidad son, nosotros lo complicamos.
    Buen articulo.

    ResponderEliminar
  13. Mi vida me has pegado el refri, no me importa ya tengo algo tuyo.

    ResponderEliminar
  14. Si sigue sin llamarme esta noche cometer una locura.... no por ti por el.

    ResponderEliminar
  15. Un poco extremista pero el susto lo pasaste. Mejor resfriado que otra cosa.

    ResponderEliminar
  16. A veces somos muy aprensivos y pensamos que un dolor de cabeza es grave y al final solo es un dolor de cabeza. La mente va mas alla de lo que a veces nos gustaría.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo en que la vida tiene sentido si existen sensaciones, positivas y negativas.

    ResponderEliminar
  18. Estoy resfriado. Mocos, incomodidad, daahhhhh me pegaria un tiro en las fosas nasales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más jodido es cuando se empieza con los ¡achinjaaaas! y nunca para.

      Eliminar
  19. Cuando estás resfriado no socializas, te cuesta conciliar el sueño y te deprimes. ¡Vaya rollo!

    ResponderEliminar
  20. Enamorarse tiene mucho en común con resfriarse: cuando te das cuenta ya es demasiado tarde y no puedes hacer nada por evitarlo.

    ResponderEliminar
  21. Es solo un resfriado. Persevera. Se pasará. No hay nada realmente malo. Lo sabríamos si algo estuviera mal. Estaremos bien. No pasa nada.

    ResponderEliminar
  22. No hay nada más sufrido como ser hipocondríaco.

    ResponderEliminar
  23. Siendo un resfriado algo físico, ¿cómo puede afectar en el aspecto anímico?, no lo entiendo.

    ResponderEliminar
  24. Es que los doctores son unos artistas, y después quieren recortar en sanidad.

    ResponderEliminar
  25. Luki, me gustan más los artículos de tu última etapa, has mejorado bastante.

    ResponderEliminar
  26. "El tesoro, mi diosa", bonitas palabras para referirse a la amada. Me ha gustado, bake.

    ResponderEliminar
  27. Te quiero con pasión mi amor.

    ResponderEliminar