10 de marzo de 2014

Rios de Felicidad


¡Increíble! Un amigo me comenta que un grupo de compañeros vamos a una excursión-visita a la fábrica que Heineken-Cruzcampo tiene en Sevilla.
En nuestro intercambio verbal dijimos: “nos vamos a hartar de cervezas". Sigilo... ¡Qué coño sigilo, si todos sabemos a qué vamos! Cuentan conmigo el primero, ¿por qué será?
Me llevo dos días preparando mi estómago para esta magia-aventura, me entusiasma, ¡estoy entusiasmado!
Temprano, autocar repleto, 90 kilómetros Llegamos a la fábrica, ¡qué peste! Entramos. Miro el reloj y pienso: “ya es la hora de darse el primer lingotazo”. Nos enrean; nos meten en una sala oscura con una gran pantalla donde nos enseñan lo que es una caña perfecta: “que si máquina de presión; que si gas carbónico; que si ácido; que si temperatura; que si el vaso tiene que ser tipo barrilito por una cuestión de gas; que si hay que tumbar el vaso...
Me preguntaba: ¿cuándo viene el alpiste?
Se hacía de rogar. Gran martirio. Ahora nos llevan a la fábrica en sí. ¡qué peste! Sistema mecánico que no para. Barriles que se limpian por pasarelas; no tenían cuerpos de modelos; no paran. Estoy aburrido y miro el reloj. Me pregunto: ¿Cuándo coño empezamos con el “costo”? La mañana se hace eterna; no aguanto más; no me lo puedo creer. ¡Esto de qué va!
Por fin llegó el momento de acabar con la eterna parafernalia. Las 12 horas y nos vemos en el paraíso: barra circular, varias camareras para servir, mesa llena de canapés donde no faltaba el gran señor del tapeo: ¡el jamón!. No tiene alas, pero voló.
Todos los comensales empezamos a pedir cervezas de todo tipo, dentro de lo que existe en la marca.
Había una luz azulona de la que nadie se percataba.
Yo solamente bebía de barril, de la rubia con su tonalidad azulada. Repetía una y otra vez. Sólo quería beber de mi rubia con color azulado; no paraba.
Un compañero me dijo: “tengo un pedazo de negra que no puedo con ella; es mucha tela para mí sólo, ¿me ayudas a compartirla?” Le dije: “Yo soy fiel a mi rubia con la tonalidad azulada.” No paré; bebí de la rubia hasta que dejé seco el barril; ni me cansaba ni quería cambiar.
Sobre las 4 de la tarde nos llevaron a un salón con mesas y asientos alargados, tipo merendero. Nos pusieron un buen almuerzo. ¿A que no sabéis qué bebió el “paisa”? ¡cerveza! No paré. No me arrepentía.
Cuando salimos de la fábrica nos llevan a un barco para hacer una ruta por el Guadalquivir. Casi todos estaban adosados, acostados, con un pedazo de tranca impresionante. Ahí está el “paisa” que se convierte en “Indiana Jones” buscando un arca, y la encontró: ¡Latas de Cruzcampo! No paré. Una tras otra. Me dejaron solo.
Fin de la jornada y vuelta a tras. Tras el aterrizaje continué con mi rubia.
Llegó la hora de dormir. Lo que conseguí con esa jornada fue que esa noche roncara como un león cavernario y que en la fábrica cervecera pusieran un cartel con mi fotografía y una orden de alejamiento de, al menos, 90 kilómetros a la redonda.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 26 de Abril de 2010.

46 comentarios:

  1. Primo, hay que descubrirse, eres el mejor.

    ResponderEliminar
  2. Lo de Beer te viene que ni pintando. Yo creía que aguantaba pero lo tuyo es vicio, del bueno claro.

    ResponderEliminar
  3. !!Im-presionante!! jajaja, me imagino la carita que se le quedaron a los cerveceros cuando te alejabas en el autobus, pobre fabrica.
    Ademas me creo lo de la fotografia tuya. jajajaja
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La fábrica de la cruzcampo quebró probablemente por tu visita. Simpatico el artículo. Esto es lo que hace falta en este blog. Alegría y bulerias.

    ResponderEliminar
  5. Joojojojojo!
    Absolutamente genial!
    Bake Beer en estado puro!
    No se como no te contrataron en la fabrica para participar en su proceso de envasado como el envase cervecero más grande jamás visto!

    ResponderEliminar
  6. Bravo! Acabaste con las existencias y además te buscan. Es extraño, podría ser que estuvieras disfrazado del mono de chita. Tened en cuenta que los primates consumen ingentes cantidades de alcohol.

    ResponderEliminar
  7. Muy gueno gueno solo de leerlo ya estoy glu glu glu

    ResponderEliminar
  8. La cerveza fria y en el recipiente adecuado es un placer de dioses. Lástima que después de tu visita a mi no me han dejado entrar. Bravo por tu artículo-

    ResponderEliminar
  9. Baco comienza con B y la B es de Beer. Rubia o negra pero con cerveza y luego que hagan conmigo lo que quiera. Después del acto coyuntural que me sirvan otra.....cerveza.

    ResponderEliminar
  10. Los rios de felicidad son los rios de cerveza. Tu eres un rio de simpatia. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Ahora me explico porque en mi pueblo falta en todos los bares siempre la cruzcampo. Monstruo.

    ResponderEliminar
  12. A final del día, se ha familiarizado con su situación. Por fin, su compañera se ha habituado a mirarlo cuando le dice "Preciosa". A la puesta del sol, Preciosa deja oír un grito profundo y melancólico.

    “Dice sus oraciones”, piensa el alegre soldado.

    Pero dice esto porque su compañera se queda en una actitud pacífica.

    - Va, mi pequeña rubia, te dejaré acostarte la primera, le dice, pensando, evadirse muy rápidamente cuando esté adormecida, para buscar otro lugar para dormir.
    El soldado espera con impaciencia la hora de su huida, y cuando llega, rápidamente marcha en dirección al Nilo; pero él no ha avanzado todavía mucho en las arenas cuando oye a la pantera que salta detrás de él, y da su grito de cuando en cuando, más impresionante que el ruido pesado de sus brincos.

    Vamos, se dice, ¡me tomó cariño!... Esta joven pantera posiblemente no conoció todavía el amor. ¡Soy Posiblemente su primer amor¡

    En aquel momento, el francés cae en arenas movedizas, tan terribles para los viajeros. Es imposible salir. Sintiéndose prisionero de las arenas, grita. La pantera lo toma con sus dientes y tira para atrás, lo saca de las arenas, como por magia.

    Oh, Preciosa, dice el soldado, acariciándola con entusiasmo, esto es ahora hasta la muerte.

    ResponderEliminar
  13. Salgo del turno de trabajo y con diferencia el mejor artículo el tuyo. Eres de los mios. Podeis hacer una fiesta de la cerveza y que asistan los seguidores. Un abrazo cervecero.

    ResponderEliminar
  14. bake beer, como no me has llevado a esa maravillosa visita? De ir juntos hubieramos triunfado como el Duo dinamico, ya sabes dinamismo que se calienta.Buenisimo,besos.Queen.

    ResponderEliminar
  15. Ahora ya conozco el motivo de tu seudónimo. Eres d elos mios. Buenísimo y sabroson artículo.

    ResponderEliminar
  16. El Homer le dá pero me parece que tú lo superas. También en simpatía.

    ResponderEliminar
  17. Muy simpa el art,me gusta hommer

    ResponderEliminar
  18. El Bake Beer tiene experiencia y gracia cuando cuenta la historia. Me hubiera gustado estar en ese viaje con tan buenos amigos.

    ResponderEliminar
  19. JA,JA,JA,JA,JA,JA..............................

    ResponderEliminar
  20. Bake, lo tuyo es de vicio, aunque en una jornada así se pierde la noción del tiempo.

    ResponderEliminar
  21. Se echaba de menos artículos de cachondeo como los de beer y gibran.

    ResponderEliminar
  22. Cerveza, causa y solución a todos mis problemas...

    ResponderEliminar
  23. La pizza quemada, la cerveza congelada y la mujer embarazada, son consecuencias de no haberla sacado a tiempo.

    ResponderEliminar
  24. Tantos amigos, tanta cerveza, tanto aguante y tanta fiesta!!!

    ResponderEliminar
  25. Ríos de felicidad, bonita expresión mental y de semblante es la que siente mi Maná-Maná cuando se baña en sus piscinas "morenas"; o langostea en Cancún o Acapulco, Santo Domingo o Fortaleza; o repasando sus cuentas en paraísos fiscales; o llamando a filas a los sindicalistas liberaos, los del aberrante pacto de 20 liberaciones, tras las elecciones sindicales; o cuando acude a Montoro para que le suelte más pasta para hipotecar aun más a la ciudad, lo que se llama un rescate económico en toda regla (hay que preparar las municipales a 15 meses vista. ¡GOLFO!).
    No fiaros nunca de ese astado, que junto a su gran cohorte de polotas rastreros (también los hay trepadores), son capaces de arruinar la vida de cualquiera, eso que tantos años ha costado conseguir.
    ¿Y NO DIMITE ESE SINVERGÜENZA?.

    ResponderEliminar
  26. Sería una buena idea hacer una fiesta de la cerveza, o simplemente un brindis, desde este espacio virtual. Es sólo una idea.

    ResponderEliminar
  27. Un artículo muy divertido y simpático.

    ResponderEliminar
  28. Dónde desembocará el conflicto de Crimea?, habrá otra guerra fría?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Война всегда жарко.

      Eliminar
    2. Traducción del Ruso:

      La guerra es siempre caliente

      Eliminar
  29. ¡Buenos días, cerveceros! Un estudio de la Universidad de Oxford recomienda beber con amigos dos veces por semana...

    ResponderEliminar
  30. La imagen le va al artículo como anillo al dedo.

    ResponderEliminar
  31. Un vaso limpio para cada cerveza ayudará a que se sirva mejor, se vea mejor, se disfrute mejor, formando una buena y duradera capa de espuma.

    ResponderEliminar
  32. Yo estuve de visita en esa fábrica y es como lo cuenta beer. Otra cosa es darle el toque de humor.

    ResponderEliminar
  33. La felicidad se mide en jarras de cerveza.

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué bien te lo montas, Beer!

    ResponderEliminar
  35. ¡Estarías en el paraíso, amigo! ¡Qué gozada tanta cerveza... y además gratis¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  36. Los pobres beben agua, la clase media cubatas, los ricos champán y los multimillonarios en felicidad cerveza Cruzcampo¡¡¡

    ResponderEliminar
  37. Un artículo como todos los del maestro Bake Beer: grandilocuente y simpático a rabiar.

    ResponderEliminar