25 de febrero de 2014

Los que se van


Ir por otros caminos. Ir hacia otros destinos. Ir al surrealismo. Ir en definitiva dejando aquello que se ha construido, aquello que se ha mimado y querido.
Ánimo y solidaridad con aquellos que siguen aguantando a pesar de todos los avatares negativos. Buenos deseos para los que ya no han podido más y han optado por continuar la marcha por otros senderos.
Este ciclo de tecnocracia absurda pasará; a pesar de que algunos piensen que todo perdurara, la experiencia nos dice que todo pasa, e incluso aquellos que consideran esta penumbra que nos rodea es eterna, podrán comprobar que las humanidades prevalecerán sobre el derrotero fácil de la insolidaridad y la incomunicación de esta sociedad cada día más sofisticada pero más decadente.
Pájaros de la libertad que siguen creyendo en la utopía. Mensajeros del aire que nos traen cambios de nuevos y mejores tiempos. Para tod@s, este canto de Miguel Hernández:

Para la libertad, sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad. Mis ojos y mis manos.
Para la libertad siento más corazones
que arena en mi pecho: dan espuma mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en lo algodones
como en las azucenas.
Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.
Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo a cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
Porque aún tengo la vida.


Artículo reeditado: Originalmente publicado el 12 de Agosto de 2009

52 comentarios:

  1. Maravillosa la poesía de Hernandez.

    ResponderEliminar
  2. Todos se marchan, más tarde o temprano. Los ciclos se suceden.

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy convencida de lo que dice Haddock y además creo que esta situación de desorten y ciencias a mogollón no podran nunca sustituir a las humanidades que existen y deben de prevalecer.

    ResponderEliminar
  4. Miguel Hernández, mientras cuidaba el ganado caprino familiar, leía sin cesar, como su propio "Rayo", y componía algunas poesías; en cambio mi Maná-Maná, mientras cuida su ganado ovino (ejerce una propiedad psicológica sobre dicho ganado), está maquinando para hacer el mal, lo único que sabe hacer, sin escrúpulos.
    ¡Qué poquito ganado bravo hay que aguante las embestidas bizcas de mi Maná-Maná y su séquito!
    Siempre quedará la posibilidad de que algunos de los que se fueron regresen para plantar cara al deshumanizado prepotente, y cuando el número aumente, las habas de mi Maná-Maná estarán contadas, ¡coño, si esto se parece al "Cuento de la lechera" o al "Paso de las aceitunas"!
    Espero, por el bien de la Humanidad, que esto no sea ni fábula ni utopía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es uno de los culpables de la situación fascista en la que nos encontramos.

      Eliminar
    2. Y personajes como la Maina También.- Paciencia temprana uva que el mosto se hará añejo.-

      Eliminar
  5. No te vayas todavía, no te vayas todavía, no te vayas por favor, que hasta la guitarra mía llora cuando dices adiós.

    ResponderEliminar
  6. Gritar "libertad sin ira" es honrar la memoria de los que lucharon por ella. Preciosa reflexión.

    ResponderEliminar
  7. Miguel Hernández, un genio. Las nanas de la cebolla, el reflejo de lo que vivió, por mucho que ahora intenten borrar su historia, al igual que la de Lorca. Los hijos del franquismo no quieren ser considerados asesinos, pero lo son.

    ResponderEliminar
  8. Para la libertad...me emociona tanto...ojalá los explotados tengamos algún día esa libertad de dejar tirado a un explotador. ¿Por qué no se hace ahora mismo? Porque soy carne del INEM... Libertad para todos , hermanos obreros.

    ResponderEliminar
  9. Los que se van son los que pierden.

    ResponderEliminar
  10. Ante tal genialidad, tan sólo puedo postrarme.

    ResponderEliminar
  11. Miguel Hernández encarna lo mejor que ha surgido del suelo de España en el siglo pasado. Un hombre que dio su vida por sus ideales; un hombre que proyectaba compasión, amor por la humanidad, y pasión por el arte. Su figura transciende fronteras y se ha transformado en símbolo universal de aquellos que sufren injusticia y anhelan un mundo donde todo ser humano reciba valor, dignidad y respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen comentario, comparto esa opinión.

      Eliminar
    2. Yo diría más, nos dió a varias generaciones una lección de solidaridad y humanidad con gran pundonor.

      Eliminar
  12. Hay que seguir siendo optimista.
    Yo sigo opinando que nada es eterno, todo tiene su fecha de caducidad.

    ResponderEliminar
  13. La poesía es grandiosa, creo que pertenece al poemario "EL HOMBRE ACECHA".

    ResponderEliminar
  14. Hoy intentan quitarnos nuestra Libertad. ¡No lo permitamos!

    ResponderEliminar
  15. Con el tiempo todo se descubre; las mentiras más ocultas, las razones más ciertas y los amigos más falsos.

    ResponderEliminar
  16. Se detecta en el artículo un grado de esperanza en una situación difícil. Puede que haya ocurrido ese momento.

    ResponderEliminar
  17. Es triste abandonar todo lo que tanto ha costado conseguir.

    ResponderEliminar
  18. Grandioso homenaje a Hernández, que murió como un perro en la cárcel, cuando su único crimen había sido ser un genio y tener una ideología basada en la libertad. Y grandioso también a los que, como mis dos abuelos, uno de ellos ya fallecido, lucharon por defender el régimen legítimo de la II República. Te felicito.

    ResponderEliminar
  19. Ojalá que los versos del gran Miguel Hernández den fuerza al pueblo español que en estos momentos está viviendo un momento de terrible desolación a causa de los depredadores del capital financiero y sus cómplices. España no merece pasar por tanto dolor y lo peor es que es la misma caterva que los oprimió durante el franquismo. ¡Qué gran pesar!

    ResponderEliminar
  20. La amistad que se puede concluir nunca fue verdadera.

    ResponderEliminar
  21. Es tan irónico. Las personas que dicen: "Yo siempre voy a estar aquí para ti, son los que primero se van.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para amistad la que tenían Miguel Hernández y Ramón Sijé.

      Eliminar
  22. ¿A que no sabes por qué los niños se pelean y luego van a jugar juntos? Porque su felicidad vale más que el orgullo. A ver si aprendemos.

    ResponderEliminar
  23. ¿Volveremos a las nanas de la cebolla?

    ResponderEliminar
  24. Bonito homenaje a nuestro gran poeta universal de Orihuela, Miguel Hernández.

    ResponderEliminar
  25. Si así fue, así pudo ser; si así fuera, así podría ser; pero como no es, no es. Eso es lógica...

    ResponderEliminar
  26. Los amigos se cuentan con los dedos de las manos, sí. Pero con el tiempo te vas dando cuenta que cada vez te sobran más dedos. Y es bueno.

    ResponderEliminar
  27. ¿Y si mejor no te vas? ¿Y si mejor, te quedas?

    ResponderEliminar
  28. Hoy es un día perfecto para luchar por tus sueños. La vida está hecha para los que insisten y no desisten.

    ResponderEliminar
  29. Gente en la misma situación, con los mismos objetivos, pero siguiendo diferentes caminos. Así va el mundo.

    ResponderEliminar
  30. Eres lo mejor que tengo, disfruto al máximo cada minuto contigo y nunca te abandonaré porque eres el amor de mi vida. Te quiero, Haddock.

    ResponderEliminar
  31. A veces, cuando renuncias a alguien, no es porque no te importa, sino porque te das cuenta de que no le importas.

    ResponderEliminar
  32. Para la libertad, una libertad por la que tantos hombres y mujeres dejaron su vida en una época y que parece que muchos hoy han olvidado. Yo no he olvidado y por ese motivo quiero reivindicar la recuperación de la MEMORIA HISTÓRICA a la que los fachas de este país se oponen porque no les interesa recordar tales hechos, y es que... ¿¿¿es tan fácil borrar la historia??? ¿¿¿Una historia que marcó un país y a su gente??? Pues no. señores. ¡¡¡VIVA LA LIBERTAD!!!

    ResponderEliminar
  33. Pues el que fue a Sevilla perdió su silla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que se fue a Moguer perdió el té.

      Eliminar
  34. ¡Qué me gustan los martes últimamente!

    ResponderEliminar
  35. Siempre que tengas algo por lo que lucha: derechos, sueños, futuro y libertad, valdrá la pena entonces resistir.

    ResponderEliminar
  36. La libertad no es una utopía si se lucha por ella con perseverancia.

    ResponderEliminar
  37. El amor es como los pedos. Si tienes que hacer esfuerzos, probablemente sea una mierda.

    ResponderEliminar
  38. A enemigo que huye, puente de plata.

    ResponderEliminar
  39. Bonitas reflexiones. Haddock, me gustas mucho.

    ResponderEliminar
  40. Una que se va a comer. Hasta mañana a todos y toditas.

    ResponderEliminar
  41. Escribes y escribías bien bichito luz. te quiero y te deseo.

    ResponderEliminar
  42. Todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar y pasar haciendo mucho ruido

    ResponderEliminar
  43. VIVA LA REPUBLICA! LIBERTAD! IGUALDAD! FRATERNIDAD! y JUSTICIA!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar