4 de agosto de 2014

Sicarios del Sistema


Hace unos días estuve de visita en un centro comercial, como esos que el gran José Saramago ya describió hace unos años con tanto acierto en su novela La Caverna. Mientras esperaba a mi mujer, esa diosa del hogar que todo lo organiza, todo lo gestiona y todo lo controla sin que se le escape el más mínimo detalle y que defiende y vela por su rebaño como ningún otro ser de la naturaleza; me asaltó un “sicario del sistema”, denominado así gracias al amigo de mi hijo y mi escritor favorito, Don Juan Eslava Galán. Me llamó mucho la atención la agresividad inicial que mostró conmigo.

 Como todos los maridos calzonazos, pringaos, esclavos de la braga, etc. que vamos a estos sitios para complacer a nuestras esposas, permanecía fuera de las tiendas, solo, despistado y aburrido, intentando  recrearme la vista observando a la muchedumbre que pululaba por esos lugares y sin percatarme del gran peligro que me acechaba.

Este sicario aprovechó el momento en que estaba solo e indefenso y sin la protección de la jefa, para atacarme de una manera directa y mortal. La embestida fue feroz, cruel. No mostraba ningún signo de piedad. En ese momento me sentí muy solo, pude comprender a esos animales que sirven de comida para los depredadores y que, aunque estén protegidos por su manada, en los momentos de peligro son abandonados a su suerte con tal de salvarse ellos. Creo que me eligió a mí como víctima propiciatoria por mi edad avanzada y mi aspecto de persona acomodada y con ahorros en el banco. No era tan listo, se equivocó en esto último…

El sicario era un chico joven, bien parecido y elegantemente vestido con un traje que parecía caro. Seguramente fue elegido por su banco en un proceso de selección por su agresividad y su gran capacidad de persuasión, además de las cualidades anteriormente citadas.

Comenzó el ataque utilizando su mejor arma, la oratoria y usando sus argumentos para hacerme ganar dinero de una manera rápida y sencilla. Me acosaba a preguntas y me hacía ver que era un ingenuo si no aceptaba sus condiciones. Era muy agresivo, me acorralaba, me intimidaba y me ofrecía unos intereses altísimos solo por abrirme una cuenta con su banco. Todo eran facilidades, todo eran ventajas. Era un negocio redondo para mí. Me decía que era un incauto si no aceptaba, que la oferta solo duraba unos días y etc., etc., etc. Cuando más acorralado estaba, me presentó un contrato para que lo firmase. Era el momento definitivo, el del ataque al cuello para dejarme sin respiración, acabar conmigo y servirle de alimento. En esos instantes decidí que seguir a la defensiva no me ayudaría en nada y decidí contraatacar.

Le dije que, ya que yo era un ignorante y que como por culpa de la crisis había millones de personas que lo estaban pasando mal, si él me podía explicar por favor que tenían que ver los bancos en toda esta situación. No hubo respuesta.

Le pedí por favor que me contara cómo los directores y empleados de cajas y bancos, como él, aprovechándose de la relación de confianza/amistad que tenían con sus clientes, habían sido capaces de convencer a esos cientos de miles de personas para que invirtieran su dinero en las famosas preferentes y demás negocios redondos para ganar dinero fácil y que luego han resultado ser una ruina para ellos, no así para los bancos. “Seguramente el negocio que tú me propones es distinto, es mejor, más seguro, ¿no?”. No hubo respuesta.  

Ya no utilicé el por favor. Le pregunté si era humano que los bancos echaran a la calle, sin importarle donde dormirían esa noche, a familias enteras con niños, a personas mayores y enfermas, solo por haber perdido su trabajo o haber avalado a sus hijos y no poder pagar la hipoteca. Si no se podría buscar alguna solución para detener esos desahucios inhumanos que están sufriendo millones de personas. Le pregunté que si ya que con nuestro dinero se rescata a los mafiosos de sus jefes, ¿por qué no se rescataba también a esas personas? No hubo respuesta y además se empezó a incomodar.

Cuando comprobó que ya no era una presa tan fácil como había pensado en el primer momento comenzó a retirarse y ya no quería prestarme más atención. Entonces empezó a acechar a otras posibles víctimas. Pero ahora el que había probado la sangre era yo y no quería que se me escapara vivo. Le dije que si algún día fuéramos todas las personas a retirar nuestro dinero a los bancos y no pudieran devolvérnoslo, a los grandes directores de bancos, Botines y demás empleados sin escrúpulos y en definitiva a todos los sicarios del sistema sin sensibilidad ni dignidad como personas, habría que colgarlos de las plazas públicas, como se hacia en la antigüedad. Aunque me escuchaba, ya no me prestaba ninguna atención, ya no le interesaba.…

Me fui pensando que si solo una cuarta parte de la población fuéramos capaces de ponernos de acuerdo en cualquier tema, la vida sería mejor para casi todos. No así para los pocos que tienen acumulado el poder y la riqueza y lo aprovechan para explotar a la gran mayoría.


“No cambiaremos de vida si no cambiamos la vida”
  José Saramago


Fdo.: Juan Vergino  (El Templario)

Primera Colaboración de Juan Vergino (El Templario), excelente artículo que nos llama a la reflexión y nos incita a la unión en la lucha por lo que es justo. Templario, guardián de los valores, esperamos mas colaboraciones. GRACIAS.

Artículo reeditado: originalmente publicado el 04 de Diciembre de 2012.

45 comentarios:

  1. Juan en su historia nos demuestra un poquitin como funciona esta marea negra de los mentirosos y culpable en parte de la crísis es la nos ha...

    ResponderEliminar
  2. ¿Permite la ley la castración química?
    Solo con fines sanoitarios

    La propuesta de Nicolas Sarkozy para “castrar”a los delincuentes sexuales se produjo a raíz del caso de Francis Evrard un ex convicto que violó a un niño de seis años.

    Si es con fines sanitarios, sí. Porque mucho antes de que surgiera la polémica sobre su aplicación en violadores la castración química nació como terapia contra el cáncer de próstata. La testosterona alimenta los tumores y los hace crecer; pero si desaparece la hormona masculina de la sangre, disminuyen de tamaño.

    Por eso, hasta la década de 1950, la extirpación quirúrgica de los genitales masculinos era el remedio extremo para los pacientes de esta enfermedad. Pero, en 1952 se empezó a experimentar con una terapia hormonal basada en fármacos que actuaban sobre la hipófisis, inhibiendo en un 90% la producción de testosterona e impidiendo que el 5% restante se sintetizase con las células cancerígenas. El efecto colateral es que, al eliminar la hormona masculina, desaparece el deseo sexual, igual que en la castración física.

    ResponderEliminar
  3. Este artículo del Templario es magnífico y muy bien clarito que lo deja. Te animo a que sigas ilustrándonos. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Un pobre párroco de pueblo que está muy anciano y se está muriendo en la cama. Entonces siente que le queda poco de vida y llama a gritos al monaguillo:
    -CURA: Miguelito! Miguelito! Ven corre, por favor...
    -MIGUELITO: ¿Qué le pasa padre Antonio?
    -CURA: ¡Traédme dos banqueros!!.. Traédme dos banqueros!!!
    -MONAGUILLO MIGUELITO: ¿Y para qué quiere usted dos banqueros, padre?
    -CURA: Porque quiero morir como Jesucristo,entre dos ladrones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno. Como siempre, relacionado con el tema.

      Eliminar
  5. Lo cuentas como una cacería y en realidad así ha sido en los últimos años.

    ResponderEliminar
  6. Cuando la fiesta nacional
    Yo me quedo en la cama igual,
    Que la música militar
    Nunca me supo levantar.
    En el mundo pues no hay mayor pecado
    Que el de no seguir al abanderado

    ResponderEliminar
  7. Estupefacto. Así me he quedado al leer este artículo.
    Artículo grandioso por su originalidad y realidad, con unos toques de humor que le da empaque a la totalidad.
    Describes perfectamente una situación que la tenemos ante nuestros ojos.
    "Sicarios del Sistema", un título crítico, como su contenido, que le viene como anillo al dedo.
    Sabia reacción tuviste en ese momento, momento en el cual una gran mayoría hubiese sido atrapada por la gran red glotona y canallesca.
    Para nuestro blog es un gran placer poder enseñar a todos nuestros participantes y a todo el planeta tus originales relatos.
    Te invitamos a que continúes deleitándonos.
    Bienvenido y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Templario, genial tu artículo. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  9. El gobierno y Rajoy dan 37000 millones € a los bancos, pero a los ciudadanos engañados con las preferentes no les van a dar ni un céntimo.

    ResponderEliminar
  10. Se ha escrito mucho sobre esta temática, pero como lo ha hecho el Templario, nadie.
    Me ha gustado muchísimo su exposición. De diez, chaval.

    ResponderEliminar
  11. Díaz Ferrán no confiaba en los banqueros, por eso guardaba 150.000 euros y un kilo de oro en su casa, ¿no?

    ResponderEliminar
  12. La parte final, la del contraataque, ha sido genial.
    Esta chamarasca encorbatada no valen dos gordas.

    ResponderEliminar
  13. Para ser consecuentes y coherentes con este sistema neoliberal, deberíamos poder votar a los banqueros, que son los que en realidad nos gobiernan.

    ResponderEliminar
  14. Lo que tenemos que hacer es encerrar a los corruptos, y no prestar ni un solo centimo a los bancos, que sólo sirve para alimentar a los banqueros y empobrecernos a nosotros.

    ResponderEliminar
  15. Nos hace falta un Martin Luther King para que nos dirija.Todo lo demás caerá en saco roto.

    ResponderEliminar
  16. Rajoy dijo que iba a ser un gobierno para todos y por todos... 4.9 millones de parados y subiendo. Banqueros y políticos viviendo mejor que nunca.

    DISFRUTEN DE LO VOTADO

    ResponderEliminar
  17. Sigamos a Islandia que desde que metió en la Cárcel a Políticos corruptos y Banqueros está creciendo al 3,5% y el paro al 5%. ERE Político

    ResponderEliminar
  18. Enigmático templario, tu relato es fantástico. Bienvenido al blog

    ResponderEliminar
  19. ¿Os habéis fijado que nunca hay una huelga de banqueros?

    ResponderEliminar
  20. Bancos malos con directivos forrados van a despedir a miles de trabajadores y consolidar la estafa de las preferentes; todo a costa del contribuyente.

    ResponderEliminar
  21. ¿Para cuándo un ERE de diputados, senadores, concejales, alcaldes, consejeros, banqueros, militares, aristócratas y tertulianos?

    ResponderEliminar
  22. Muy bueno. Gran descripción coloquial de la situación actual.

    ResponderEliminar
  23. Sr. Rajoy sepa usted que quienes han arruinado este país no son los ciudadanos que compran televisores, son los políticos y los banqueros.

    ResponderEliminar
  24. Ya es hora de mirar hacia adelante con nuevos modelos fundamentados en transparencia. Los políticos y banqueros no nos van a sacar del pozo.

    ResponderEliminar
  25. Me cuentan que la comisión que investiga lo del Madrid Arena ha llegado a la conclusión de que hubo una fiesta allí en Halloween...

    ResponderEliminar
  26. Nos desangran económicamente mientras el dinero anda en bolsas de basura y debajo de los colchones de empresarios, políticos y banqueros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acompañado de algún kilo de oro en metal.
      ¡Golfos!.

      Eliminar
  27. Banqueros en España son premiados por genocidio cometido contra familias desahuciadas.

    ResponderEliminar
  28. UN BUEM FICHAJE, DE TAL ASTILLA UN PALO DE MÁXIMA CALIDAD.

    ResponderEliminar
  29. Yo a lo que describe le llamo hablar claro y dar un bofeton a lo fraconis, es decir con guante duro y preciso.

    ResponderEliminar
  30. Si existieran muchos ciudadanos como tu seguro que no existirían tantos memos confiados en los botines de los calzados bancario.

    ResponderEliminar
  31. Paseo por los billetes de cinco euros y quiero terminar con los de alto rango. Espero Ernestina que me ayudes un `poco.

    ResponderEliminar
  32. Realidad pura y transparente. El mundo de la banca nos está arruinando a todos.

    ResponderEliminar
  33. Suena a estar basado en hechos reales.
    Has empezado con buen pie; continúa así.

    ResponderEliminar
  34. El símil de banqueros con cerdos corruptos no va mal encaminado.
    Eres un crack, Templario.

    ResponderEliminar
  35. En este país, los políticos y los banqueros nos quieren meter en un redil, si ya no lo estamos.
    Comparto contigo el que en cualquier tema, contando con un buen porcentaje de la población, podemos derribar cualquier muralla, nos cargaríamos el sistema.

    ResponderEliminar
  36. Has utilizado la técnica del director de cine Sam Peckinpah, es decir antes que me den, doy.
    Buen artículo.

    ResponderEliminar
  37. Templario, tu artículo tiene originalidad, valentía y cambatividad. Te felicito por él y te doy las gracias por tu Colaboración.

    ResponderEliminar
  38. esto no es lo que era y ademas los articulos no lo renovais

    ResponderEliminar