19 de marzo de 2016

Sorbete de Sandía con Chocolate caliente al Ron

Algo de postre:

Ingredientes para 4 personas

• 1/2 sandía
• 1 copa. de ron
• 100 g. de azúcar
• 100 g. de chocolate
• 200 ml de aceite de girasol
• 100 ml de nata
• Hojas de menta

Pelar y triturar la sandía, añadir el azúcar y un poco de ron. Ponerla en el congelador hasta que congele. 

Fundir el chocolate en un recipiente al baño maría, junto con el aceite, el resto del ron y la nata hasta que se deshaga y obtengamos una salsa. 

Con ayuda de una cuchara o sacabolas de helado, formaremos bolas con el sorbete de sandía y servimos con la salsa de chocolate caliente. 

Decoramos con las hojas de menta fresca. Podemos acompañar con tejas o pastas secas de té..

NOTA:

Si batimos el sorbete de sandia con vino espumoso o cava, para hacerlo más ligero, puede tomarse entre platos, prescindiendo del chocolate.



Pablo, nos ha dejado esta receta de postre con una pinta impresionante. GRACIAS.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 15 de Junio de 2012.

33 comentarios:

  1. Una pinta veraniega de me lo zampo aunque engorde un poquitin.

    ResponderEliminar
  2. La maestra le pregunta a Pepito:
    --¿Qué es el Capitalismo?
    --Es un basurero lleno de carros, juguetes y comida.
    --Muy bien, Pepito, ¿y el Comunismo?
    --El mismo basurero, pero vacio...

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué la garza duerme sobre una sola pata?
    En realidad es un 'mecanismo de bloqueo'

    La garza real europea (Ardea cinerea) dando menos palo que otras realezas.

    La mayoría de las aves zancudas descansa así para no perder el preciado calor corporal. Las plumas del ave mantienen la temperatura del individuo al funcionar como aislante, pero el pico y las patas, al estar desnudas, son zonas del cuerpo por las que pierden más calor. Para ellas no es difícil ni incómodo, porque las patas de la garza poseen un mecanismo de bloqueo muy curioso que encaja la articulación de la pata de apoyo, de tal manera que el animal no realiza ningún esfuerzo muscular para mantenerse así.

    ResponderEliminar
  4. Un sorbete o plato ligero para estas fechas. Me parece que tiene que estar sabroso y fresco.

    ResponderEliminar
  5. Yo veo bien lo de eliminar el chocolate y lo serviría muy frio. Como postre o a media tarde tiene que estar exquisito.

    ResponderEliminar
  6. yo de todo me quedo con el ron, ron, ron, la botella de ron

    ResponderEliminar
  7. Que explique el Mana y la Maina la utilización de los medios públicos sin limite. Golfos y ladrones al mogollón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entramos en el mundo de la sin razón. El chulo, guarro, no atiende al equilibrio, sólo a lo poquito que sabe en la vida, es decir nada, al margen de joder.
      Es tan idiota que intenta disfrutar del desperdicio que está montando.
      Te queda poco colega.

      Eliminar
  8. pablo te espero esta noche en Lucena que tengo fiestoro.

    ResponderEliminar
  9. Una exquisitez. Buen fin de semana para todos y por favor que prima de riesgo del rajoy se marche con la niña.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bueno un sorbete para enfriar el corazón!

    ResponderEliminar
  11. A mí me encantan los sorbetes de limón. Uhmmmmm¡¡¡¡¡ con su poquito de champán.

    ResponderEliminar
  12. Hoy viernes, Consejo de Gobierno. A ver que nos preparan hoy estos grandes iluminados del PP.

    ResponderEliminar
  13. - ¿Cómo se dice sandia en inglés?
    - Watermelon.
    - ¿Y melón?
    - Watersandia.

    ResponderEliminar
  14. Mi mayor miedo cuando era pequeña era que me creciera una sandía en la barriga por haberme comido una pepita de ésta.

    ResponderEliminar
  15. ALERTA ROJA: Rajoy, a punto de rendirse. El presidente estudia solicitar el Rescate Total de España. Se necesitan 400.000 millones de euros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DELANTERO EXTREMO DERECHAviernes, junio 15, 2012 7:22:00 p. m.

      Sois todos unos rojillos que pretendeis con vuestras infamias tirar al gobierno elegido democráticamente. No lo vais a conseguir y que sepais todos que el problema ha sido heredado del rojo inutil de zp.

      Eliminar
    2. Mi amor, cuando termines con tu amo te esperaré, te necesito, no puedo vivir sin tí.
      Cuando te sobre alguna prima, hablaremos....

      Eliminar
  16. Joder, ¡qué sueño tengo hoy, no puedo mas. Cómo se nota que es viernes!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Qué buena pinta tiene!! ¡¡Qué rico tiene que estar!

    ResponderEliminar
  18. Tiene que ser muy refrescante y rico. Yo me apunto al que tiene un poquito de espumoso.

    ResponderEliminar
  19. Ya es viernes y ya, ayer, anunciaba el gabinete de crisis nuevas medidas de recorte. Vamos atándonos a la silla que va a ser un día duro...

    ResponderEliminar
  20. Buena propuesta este sorbete para el fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Yo pongo Bamkia y el agujero.

    ResponderEliminar
  22. CV IMPECABLE. CUM LAUDE

    El Señor del “cafetito”. Otro del PP que critica a los funcionarios y lleva toda la vida cobrando del Estado.
    YA TARDÁBAMOS EN DARLE UN REPASO A ESTE COLEGA
    ¡ lo que nos faltaba...!
    EL SR. BETETA HA DICHO ANTE LA PRENSA QUE "LOS FUNCIONARIOS SE HAN DE MENTALIZAR QUE SE LES ACABÓ EL CAFÉ Y LOS DIARIOS..." EN RELACIÓN CON
    LA PROLONGACIÓN DE JORNADA.. .
    ESTE ES SU PERFIL...
    Secretario de Estado de Administraciones Públicas
    D. ANTONIO GERMÁN BETETA BARREDA.
    Nacido en Madrid el 28 de mayo de 1955. Abogado y Asesor de Empresas.
    Casado, con un hijo.
    Estudios: Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto.
    Experiencia profesional:
    Diputado en la Asamblea de Madrid desde 1983 a 2000; y desde el 2003 hasta la actualidad. Portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid ( 2003 a junio de 2008).
    Senador por la Comunidad de Madrid ( 2003 a junio de 2008).
    Consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid ( 1995 a 2000).
    Secretario General de Política Fiscal Territorial y Comunitaria del Ministerio de Hacienda (2000-2003).
    Consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid (2008-2011).
    Desde 2011 Consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.
    Lleva cobrando del Estado durante toda su vida.
    Vida profesional privada: cero.
    Oposiciones al Estado: cero.
    Es todo un fenómeno. Desde los 28 años viviendo del cuento y los malos son los funcionarios. Este comerá menú del día en las exclusivas ó se traerá el desayuno de casa como muchos funcionarios porque no le da para más ó vivirá en una casa de protección oficial. Anda que no tiene cara este pájaro del PP.

    ResponderEliminar
  23. FRANCISCO J. BASTIDA.
    CATEDRÁTICO DE DERECHO CONSTITUCIONAL


    Con el funcionariado está sucediendo lo mismo que con la crisis económica. Las víctimas son presentadas como culpables y los auténticos culpables se valen de su poder para desviar responsabilidades, metiéndoles mano al bolsillo y al horario laboral de quienes inútilmente proclaman su inocencia. Aquí, con el agravante de que al ser unas víctimas selectivas, personas que trabajan para la Administración pública, el resto de la sociedad también las pone en el punto de mira, como parte de la deuda que se le ha venido encima y no como una parte más de quienes sufren la crisis. La bajada salarial y el incremento de jornada de los funcionarios se aplauden de manera inmisericorde, con la satisfecha sonrisa de los gobernantes por ver ratificada su decisión.


    Detrás de todo ello hay una ignorancia supina del origen del funcionariado. Se envidia de su status -y por eso se critica- la estabilidad que ofrece en el empleo, lo cual en tiempos de paro y de precariedad laboral es comprensible; pero esta permanencia tiene su razón de ser en la garantía de independencia de la Administración respecto de quien gobierne en cada momento; una garantía que es clave en el Estado de derecho. En coherencia, se establece constitucionalmente la igualdad de acceso a la función pública, conforme al mérito y a la capacidad de los concursantes. La expresión de ganar una plaza «en propiedad» responde a la idea de que al funcionario no se le puede «expropiar» o privar de su empleo público, sino en los casos legalmente previstos y nunca por capricho del político de turno. Cierto que no pocos funcionarios consideran esa «propiedad» en términos patrimoniales y no funcionales y se apoyan en ella para un escaso rendimiento laboral, a veces con el beneplácito sindical; pero esto es corregible mediante la inspección, sin tener que alterar aquella garantía del Estado de derecho.

    ResponderEliminar
  24. Los que más contribuyen al desprecio de la profesionalidad del funcionariado son los políticos cuando acceden al poder. Están tan acostumbrados a medrar en el partido a base de lealtades y sumisiones personales, que cuando llegan a gobernar no se fían de los funcionarios que se encuentran. Con frecuencia los ven como un obstáculo a sus decisiones, como burócratas que ponen objeciones y controles legales a quienes piensan que no deberían tener límites por ser representantes de la soberanía popular. En caso de conflicto, la lealtad del funcionario a la ley y a su función pública llega a interpretarse por el gobernante como una deslealtad personal hacia él e incluso como una oculta estrategia al servicio de la oposición. Para evitar tal escollo han surgido, cada vez en mayor número, los cargos de confianza al margen de la Administración y de sus tablas salariales; también se ha provocado una hipertrofia de cargos de libre designación entre funcionarios, lo que ha suscitado entre éstos un interés en alinearse políticamente para acceder a puestos relevantes, que luego tendrán como premio una consolidación del complemento salarial de alto cargo. El deseo de crear un funcionariado afín ha conducido a la intromisión directa o indirecta de los gobernantes en procesos de selección de funcionarios, influyendo en la convocatoria de plazas, la definición de sus perfiles y temarios e incluso en la composición de los tribunales. Este modo clientelar de entender la Administración, en sí mismo una corrupción, tiene mucho que ver con la corrupción económico-política conocida y con el fallo en los controles para atajarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es así. El problema ya no está solamente en las decisiones políticas, éstas se basan en una multitud, manada, ganado, basura de trabajadores, algunos, funcionarios de habilitación de carácter nacional, otros, afición... Así nos va.
      Eso sí, el guarro del Maná-Maná se aprovecha de lo que ha sembrado y cosechado.
      Esto no tiene sustento, caerá por su propio pie. La corruptela continuada no se puede mantener, por muy golfo que sea el corrupto prepotente.
      ¡Esto es ver la caída del imperio marrano!.

      Eliminar
  25. Estos gobernantes de todos los colores políticos, pero sobre todo los que se tildan de liberales, son los que, tras la perversión causada por ellos mismos en la función pública, arremeten contra la tropa funcionarial, sea personal sanitario, docente o puramente administrativo. Si la crisis es general, no es comprensible que se rebaje el sueldo sólo a los funcionarios y, si lo que se quiere es gravar a los que tienen un empleo, debería ser una medida general para todos los que perciben rentas por el trabajo sean de fuente pública o privada. Con todo, lo más sangrante no es el recorte económico en el salario del funcionario, sino el insulto personal a su dignidad. Pretender que trabaje media hora más al día no resuelve ningún problema básico ni ahorra puestos de trabajo, pero sirve para señalarle como persona poco productiva. Reducir los llamados «moscosos» o días de libre disposición -que nacieron en parte como un complemento salarial en especie ante la pérdida de poder adquisitivo- no alivia en nada a la Administración, ya que jamás se ha contratado a una persona para sustituir a quien disfruta de esos días, pues se reparte el trabajo entre los compañeros. La medida sólo sirve para crispar y desmotivar a un personal que, además de ver cómo se le rebaja su sueldo, tiene que soportar que los gobernantes lo estigmaticen como una carga para salir de la crisis. Pura demagogia para dividir a los paganos.

    En contraste, los políticos en el poder no renuncian a sus asesores ni a ninguno de sus generosos y múltiples emolumentos y prebendas, que en la mayoría de los casos jamás tendrían ni en la Administración ni en la empresa privada si sólo se valorasen su mérito y capacidad. Y lo grave es que no hay propósito de enmienda. No se engañen, la crisis no ha corregido los malos hábitos; todo lo más, los ha frenado por falta de financiación o, simplemente, ha forzado a practicarlos de manera más discreta.


    Francisco J. Bastida.
    Catedrático de Derecho Constitucional.

    Universidad de Oviedo.

    ResponderEliminar
  26. Por cierto, me ha dicho un pajarito que Robin está jodiendo a mucha gente, moviendo el rabillo cuando ve a su Maná-Maná, su amo. Qué escoria traidora.

    ResponderEliminar