12 de noviembre de 2014

Parques Nacionales II


Nuestro caminante creyó que los paraísos paisajísticos de los que había disfrutado colmaban sus expectativas, por lo que orientó su ruta hacia la vecina Francia. Craso error. Cuando las fronteras geográficas humanas se vislumbraban, un enorme macizo las difuminó de repente. En sus estribaciones se cobijaban multitud de lagos, meandros de alta montaña, torrentes, cascadas, turberas y frondosos bosques de pino negro, abeto, pino silvestre, abedul y haya. La conjunción de todo ello otorgaba a los ojos una gloriosa satisfacción emocional. Esta colmatación entusiasta lo llevó a no abandonar nuestro pueblo y seguir circundando sus innumerables espacios naturales.

No tuvo que recorrer mucho las lindes septentrionales para darse cuenta de lo acertado de su elección. Pronto se encontró con un monte perdido en medio de la nada. Aquí dominaban los contrastes: la extrema aridez de las zonas altas, donde el agua de lluvia y deshielo se filtraba por grietas y sumideros, contrastaba con los verdes valles cubiertos por bosques y prados, donde el agua forma cascadas y atraviesa cañones y barrancos.

El ocaso del día se acercaba, el sol empezaba a esconderse por el oeste. El reflejo del atardecer sobre la roca caliza de los Picos más continentales de la cordillera cantábrica iluminaba la cara de nuestro viajero con un brillo opaco. En este lugar, el bosque atlántico era el protagonista, alojando en su seno multitud de animales que se han visto acorralados por la presión humana: rebecos, lobos, urogallos, buitres leonados, águilas reales y hasta algún que otro oso pardo.

El embelesamiento que causó el océano atlántico en nuestro protagonista lo llevó a sumergirse en sus aguas. En su zambullido se encontró con unos pequeños riscos que se desprendían de la provincia más galaica de España. Cuando emergió para llenar sus pulmones de aire divisó una serie de acantilados, matorrales, dunas y playas, así como distintos fondos marinos (de roca, de arena, de concha…) que creaban un gran mosaico natural en estas islas y en las aguas que las rodean. La noche se hizo patente. La oscuridad que acarreaba obstaculizaba la percepción de más paisajes como los observados. Decidió por tanto sumergirse y bucear. En su nado subacuático contempló restos de cañones que eran el reflejo de batallas ancestrales. Ahora servían de cobijo a multitud de peces y fauna marina. Contempló medusas, corales rojos, anémonas, pólipos y diversos equinodermos que alegraban la vista de nuestro viajero, pero no sus pulmones.

Necesitaba oxígeno, por lo que empezó a buscar la superficie. Guiado por sietes luces, que hacían la función de luceros del alba, encontró las puertas oceánicas a los parajes definitivos. Cuatro parques nacionales que se localizan en las islas donde habitaron los guanches. Desde el vulcanismo más explosivo que dio lugar al pico más alto de nuestro país en la isla de Tenerife, hasta el vulcanismo más erosivo que formó la caldera de mayor diámetro de Europa en la isla de La Palma, pasando por la destrucción volcánica de una parte de la isla de Lanzarote que constituyó un mundo árido lleno de vida. Huyendo del centelleo volátil de la Tierra, eligió reposar para los restos en la manifestación selvática de la isla de La Gomera. Allí donde la persistente envoltura de nieblas que ascienden desde el Océano se pega a las cumbres insulares, impregnándolas de humedad y frescura, propiciando la milagrosa existencia de estas espléndidas y misteriosas selvas, últimos vestigios supervivientes de las ancestrales selvas subtropicales que hace millones de años poblaron el área mediterránea.

Los catorce Parques Nacionales Españoles, por orden de aparición en los artículos publicados, son los siguientes:
Doñana, Sierra Nevada, Archipiélago de Cabrera, Tablas de Daimiel, Cabañeros, Monfragüe, Aigüestortes i Estany De Sant Maurici, Ordesa y Monte Perdido, Picos de Europa, Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, Teide, Caldera de Taburiente, Timanfaya y Garajonay.

Artículo reeditado: originalmente publicado el 18 de Junio de 2012.

42 comentarios:

  1. Muy interesante tú artículo y aclaración final buena.

    ResponderEliminar
  2. Como canaria creo que la foto es de la Caldera de Taburiente. Los parques canarios son fantásticos y con esto no quiero desmerecer al resto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece La Gomera. ¡Canarias al rescate paisajístico!

      Eliminar
  3. La maestra le pregunta a Pepito:
    --¿Qué es el Capitalismo?
    --Es un basurero lleno de carros, juguetes y comida.
    --Muy bien, Pepito, ¿y el Comunismo?
    --El mismo basurero, pero vacio...

    ResponderEliminar
  4. ¿Puede un ave cambiar su dieta?
    Saben bien qué pueden comer

    Las grullas y otras aves aprenden de la generación anterior qué es comestible y qué no lo es.

    Sí. Por ejemplo, hay pelícanos que, en lugar de buscar peces en el mar, ahora roban los polluelos a las gaviotas. Se cree que han aprendido que son mucho más fáciles de atrapar que los escurridizos peces. También garzas, cigüeñas e incluso águilas pescadoras, ocasionalmente, capturan presas en tierra: roedores, pájaros, reptiles y otras criaturas que se ponen al alcance de estas aves cuando tienen hambre o la comida en el agua escasea. Esto es algo datado por ornitólogos.

    ResponderEliminar
  5. I love you,
    full of impatience,
    from the inside of my soul,
    I am a prisoner of you, faithful captive
    of those kisses that shook my heart,
    and take over my sanity.
    I love you, in every sense of the verb.
    With every thought of my mind,
    with every pore of my skin,
    from my sanity to insanity,
    with this pure feeling,
    your heart that surrounds me.
    I love you.

    ResponderEliminar
  6. Cultura los lunes nos viene bien a todos y si es de las riquezas naturales que tenemos en nuestro país mucho mejor.

    ResponderEliminar
  7. Plantead un recorrido muy atractivo al que yo me apuntaría com un guía tan experto como tú.

    ResponderEliminar
  8. Articulo muy intelectual y no me considero experto.

    ResponderEliminar
  9. ¡Viva España y sus bellezas naturales!

    ResponderEliminar
  10. Me encantaría poder viajar por toda España y conocer todos sus Parques nacionales. Soy un amante de la naturaleza y me ha gustado mucho tu exposición. Muy bien, Nodoyuna.

    ResponderEliminar
  11. Paradoja absoluta: El partido que falseó las cuentas de Grecia, Nueva Democracia, regresa al poder. Y toda la UE respira aliviada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el tipo que ayudó desde Goldman Sachs a falsear las cuentas es hoy el presidente del Banco Central Europeo. ¡Joder, qué tropa!

      Eliminar
    2. Y nosotros de brazos cruzados...

      Eliminar
    3. No todos estamos de brazos cruzados, algunos diariamente estamos luchando y no sólo en un frente.

      Eliminar
    4. Estoy de acuerdo con Daniel, muchos no nos cruzamos de brazos.
      Cierto es que cuando hay intereses económicos no existen colores políticos; todos los débiles salimos salpicados ante tal maquinaria.

      Eliminar
  12. Todos los parques nacionales españoles son extraordinarios. ¡Qué riqueza tenemos!

    ResponderEliminar
  13. Odio a las personas que piden fidelidad mientras están bajo las sábanas de otra cama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esto a que viene gili...

      Eliminar
    2. Pues viene a lo mismo que lo de Grecia. Y los insultos te los guardas para otro...

      Eliminar
  14. El parque nacional de Las Tablas de Daimiel es un parque nacional español que protege el humedad homónimo, las Tlablas de Daimiel. El parque nacional se encuentra situado en los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real y parte de la Reserva de la Biosfera la Mancha Húmeda.
    Lastima de la sequedad que asila nuestros maravillosos parques.

    ResponderEliminar
  15. Mana mana pronto conocerás que el cloro es la manía y que tu en la prensa saldra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hijos de la gran chingada, vosotros heredareis los fajos de euros y la tierra al final será vuestra morada.

      Eliminar
    2. Ya le queda menos a ese... Le veremos entre rejas, por supuesto después de dejar las arcas vacías, que ya están.
      Sería mejor que nunca pise un paraje natural, lo contaminaría.

      Eliminar
  16. Los amigos son tesoros sin precio, no los vendas por nada en el mundo.

    ResponderEliminar
  17. Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie.

    ResponderEliminar
  18. La prima de riesgo está ya a 574. Menos mal que hemos respirado, que si no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y subiendo, ¿hasta cuándo?.
      Rajoy siempre será inocente.

      Eliminar
  19. Bonita propuesta conocer nuestros Parques Nacionales durante estas vacaciones. Empiezo a prepararlo.

    ResponderEliminar
  20. Cuando hayas cortado el último arbol, contaminado el último rio y pescado el último pez, te darás cuenta de que el dinero no se puede comer.

    ResponderEliminar
  21. Parece un paisaje de hadas. El artículo o mejor los dos han sido muy interesantes.

    ResponderEliminar
  22. La naturaleza es una interpretación transitoria que el hombre ha dado a lo que encuentra frente a sí en su vida. A ésta, pues, como realidad radical -que incluye y preforma todas las demás- somos referidos.

    ResponderEliminar
  23. Otra cosa no, pero los parajes naturales españoles son los pulmones de Europa y hay que protegerlos. Muy buenos los dos artículos.

    ResponderEliminar
  24. He visto en televisión un programa de viajeros donde recorren el territorio nacional degustando sus platos típicos. Seguro que en tu recorrido medioambiental no has probado ni una lasca de jamón.
    Muy bueno el continente y el contenido de tu paseo por nuestros parques.

    ResponderEliminar
  25. El egoísmo del humano hace que no nos molestemos ni un segundo en pensar que debemos proteger la naturaleza. Es nuestra fuente de vida y la de nuestras futuras generaciones.

    ResponderEliminar
  26. ESPAÑA A POR ELLOS Y LUEGO A POR LOS POLITICOS.

    ResponderEliminar
  27. Con lo bella que es la Naturaleza, y el Robin encerrado en su cueva, maquinando, al servicio de su amo, cómo joder a sus compañeros.
    A ese cerdo también le llegará su San Benito. Le podríamos llamar "el capador capado".

    ResponderEliminar
  28. Todos los componentes de "Los Espíritus de Haddock", damos la bienvenida a sharondenise4,nos alegra contar con tu presencia entre nosotros.

    ResponderEliminar
  29. Buen artículo, Nodoyuna, como el anterior. Sigue así.
    Tu estilo pedagógico da un punto esencial.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  30. QUE TRISTE ES LA SOLEDAD DE AMBOS!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MAS VALE SOLO QUE MAL ACOMPAÑADO

      Eliminar