14 de diciembre de 2015

San Valentín


Desde mi niñez anduve tras la tuya, tu pelo largo al viento, ese pelo negro azabache, moro, ese negro oscuro del firmamento cubierto de estrellas, que me hacia soñar con acariciarlo.

Amor sincero sentía al verte jugar con tus amigas, mientras los mios me recriminaban el no prestarles atención, y se burlaran de mi porque no podía alcanzar tu amor.

Lo logré, después de luchar contra las adversidades del tiempo, seguías en mi corazón aún cuando nos separaron nuestros padres porque cambiamos de ciudad y te conseguí, pensé que era el hombre mas feliz del mundo, casi lo tenía todo, y tu además me diste los hijos, desde aquel momento mi felicidad era inmensa, todo era de color, pero....pasaba algo.

Un cúmulo de sinsabores se adueñó de ti, jamás podría llegar a pensar en que no me amabas, para mi era recíproco, pero no, me confundió mi amor por ti creyendo que tu sentías lo mismo. La desconfianza creció de tal forma que echó abajo todo lo construido, tanto que no perdí tu amor porque no lo sentías como yo, y tu si perdiste el mio.

A raíz de esto, me he estado riendo de "San Valentín" y de todo lo que rodea al amor, es pura falacia, donde exista un buen hombre habrá una mujer siempre, para lo que este desee, todas son iguales, buscan lo que su interés le mueva, que difícil es encontrar una que incondicionalmente ofrezca su vida y entregarla a un buen hombre para toda la vida, pero....te encontré a ti.

Tu aguantas mis rencores hacia las mujeres, tu que preparas con todo el amor mi ropa, la comida, la casa, nuestra vida, tu que has entregado la vida a alguien dañado como yo, que me convertí en huraño al amor, tu que desde bastante tiempo sigues como el primer día, has hecho que poco a poco te crea, confíe en ti, deposite mi vida en tus manos, y seas no solo todo lo relatado, sino que además me calientas la cama, me animas, me mimas, me ames, y hayas abierto mi corazón a ti para que te diga que te amo, que me importas hasta tal punto que hoy en día soy lo que soy gracias a ti, y no te conformaste con eso, sino que me diste un tesoro de hija, que mas le puedo pedir al amor.

Si, hoy me siento vivo, soy capaz de amar, me obsequé en dar la espalda al amor, sin saber que es necesario para vivir, un equilibrio vital, el amor no debe desaparecer nunca ha de multiplicarse, y abrir puertas, puertas como las mías, que un día se cerraron porque alguien no quiso abrir su corazón al amor.

Jamás cerraré mis puertas al amor.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 17 de Febrero de 2011.

20 comentarios:

  1. Que te digo... mejor no digo nada.

    ResponderEliminar
  2. ste no era el q no tenia abuelas....

    ResponderEliminar
  3. Un cardo hortiguero para el MAna Mana, de momento....

    ResponderEliminar
  4. El artículo está bien pero un poco desfasado en la fecha.

    ResponderEliminar
  5. Yo no creo en el día de San Valentín, es un invento de los grandes comercios para vender.
    Para regalar y amar están los 365 días del año, incluído el 14 de febrero.

    ResponderEliminar
  6. ¡Regálale una flor al Maná-Maná!, ya que nadie le quiere, ni los que se suponen que deben ser compañeros de partido.

    ResponderEliminar
  7. Veo el artículo muy machista, egoista y personalista. No me ha gustado. Un artículo dedicado a ese día merece otro tipo de enfoque.

    ResponderEliminar
  8. La vida no siempre da una segunda oportunidad. No la despedicies.

    ResponderEliminar
  9. Yo cre en Valentina, es valenciana y me la casca.

    ResponderEliminar
  10. Cuando no tenia novia me parecia un día horrible y ahora que la tengo, tengo la enorme suerte de que ella odia ese día y de echo ni nos felicitamos, así que todos contentos.

    ResponderEliminar
  11. El 14 de Febrero no significa nada, porque no existe el día de San Valentin, por estos lados del mundo no se celebra el dia de San Valentín, es un día como los otros. Celebramos el 12 de Julio Dia dos namorados.

    ResponderEliminar
  12. Me parece ridiculo el día de San Valentín. No entiendo que les pasa por la cabeza a las mujeres que caminan por la calle con sus rosas rojas, todas campantes ellas, como si hubieran ganado el oscar, que oscar! el Premio Nobel!. Lo peor de todo son los regalos como los bombones -acaso no me dices que estoy ‘subidita de peso’?

    ResponderEliminar
  13. En el fondo eres una persona afortunada con haber tenido esa nueva oportunidad. Nunca hay que perder la esperanza. No se puede maldecir valores universales por errores cometidos por los humanos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Estará enamorado el manamaná?. Seguro que no, aunque se le ha visto muy acaramelado con la bruja Avería.

    ResponderEliminar
  15. El chpher de las Canastas.jueves, febrero 17, 2011 11:56:00 a. m.

    El día de San Valentin lo inventó el Chita cuando se la metio el Tarzanini principe del Mana Mana. Creo que al final formaron un trio y el Mana Mana se quedo con las bananas.
    Por cierto el Mana Mana esta embarazado, no sabemos si del chita o de San Valentín, que aunque santo tenía un troncon de la madera que le sobro... (cada uno que se regale lo que quiera). Yo me voy a regalar un libro sobre la decendencia del autor del artículo ya que intanteré pillar una de sus amantes cautiva. Excelente exposición (me refiero a la foto)

    ResponderEliminar
  16. Maná Maná nunca tendrá un San Valentín verdadero. Tendrá un San Valentín de muerte.

    ResponderEliminar
  17. NO HAGAS CON EL AMOR, LO QUE UN HACE UN NIÑO
    CON SU GLOBO, QUE AL TENERLO LO IGNORA,
    Y AL PERDERLO LO LLORA...

    ResponderEliminar
  18. No existe el amor, sino las pruebas de amor, y la prueba de amor a aquel que amamos es dejarlo vivir libremente.

    ResponderEliminar