26 de febrero de 2015

Sabiduría de gente llana


Como cada cierto tiempo, nos dispusimos a dedicar una jornada de pesca en el rincón que desde hacia mucho decidimos utilizar presintiendo que allí se nos daría bien.
Aquella noche apareció él, desaseado, con ropa vieja, con un pitillo en la boca, y sobretodo muy buena educación. 
-Buenas noches- saludó, a lo que de una manera sospechosa se le contestó, (el fisgonear en la pesca, trae a la larga algún que otro problema), pero como personas civilizadas que nos apreciábamos, saludamos a aquel individuo, que por el acento me parecía que era de la parte del norte, y en concreto asturiano.
-¿Que tal se da la pesca por aquí?-, preguntó, 
-Bueno, algunas veces bien, y otras no tanto, pero el ratillo siempre es ameno entre los que venimos, que ya es mucho.
-Eso es lo mas cierto que sacareis de estos momentos-, y creo que fue una frase que venía de una persona que necesitaba no encontrarse sola, y convenimos que así era.
Se llamaba Fernando, se fue a mejor vida hace tiempo, pero hoy me gustaría dedicar este articulo a las personas que puedan verse identificadas, y a las que no, que vean los cambios y giros que da la vida.
Después de varias veces que tuvimos la suerte de volver a ver a nuestro desaseado pero cortes interlocutor en las sesiones de pesca, sentimos que no era normal que una persona de esa cultura dedicara su tiempo a trabajar de vigilante en un pequeño muelle pesquero en una localidad de una ciudad pequeña, pero se trataba de un trabajo digno, y además podía verse lejos de la tierra que trae los problemas que la vida le había regalado, eso era lo que deducíamos ya que en principio era muy introvertido con respecto a su vida, pero nos dejaba entusiasmados con los relatos que contaba nuestro ya amigo Fernando, no solo lo que contaba, si no como lo hacía y los detalles que aplicaba para que viviéramos sus relatos, !que maravilla! 
Hoy me acordé de ti buen amigo, lastima que tu tiempo entre nosotros fue corto, creo que en lo que tuvimos la suerte de encontrarnos, y compartir tu sabiduría y nuestra compañía, creó una simbiosis la cual era deseosa por ambas partes.
Hoy podemos contar que estamos, que ya es mucho, mañana quizás, los que podamos contarlo, apreciemos lo que tengamos como lo hacia Fernando cada día, no es que se conformara con lo que la vida le daba, si no que valoraba cada gota de lluvia, cada leve brisa, en definitiva engrandecer las cosas pequeñas que poseamos. 
Hasta siempre Fernando.
Para que sea mas intensa la lectura, he colocado un vídeo-clip, espero que os guste.
video

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 15 de Abril de 2010.

11 comentarios:

  1. Precioso artículo y música espléndida. Bravo Bake Luki.

    ResponderEliminar
  2. Me ame y hame a varios bakes con cuchillo de aceituna. Tu eres mi próximo aperitivo. Te gusta el diabolo de Dalia y yo sere tu artículo principal. Luki por Lucas.

    ResponderEliminar
  3. Fernando es el pueblo llano, como vosotros, como nosotros. Lo otro es otra historia,

    ResponderEliminar
  4. Un día como hoy, abril, falleció un hombre llano, del pueblo, trabajador y honrado. Él era humilde y bueno. Él era parte de mí y yo parte de él. Mi homenaje anónimo a mi padre y a todos los padres del mundo que cuando no están percibimos y añoramos su presencia. En éste día sólo me queda el llanto y vuestra compañía. Yo también quiero tener y tengo familia. Papá, querido papá si supieras cuánto te echo de menos. Si algún día me encuentro con un ángel quiero que tú lo acompañes. Por siempre y para siempre.

    ResponderEliminar
  5. El comentario anterior esta lleno de ternura. No comprendo la situación pero mis respetos y condolencia.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, amigo Luki, por escribir sobre un gran amigo nuestro, que nos aportó su sabiduría, y sobre todo su calidad humana.
    Añado en estas líneas un gran abrazo, besos y lágrimas, esté donde esté, hacia una persona llana y trabajadora que hoy hace un año que falleció.

    ResponderEliminar
  7. Fernando era o es buena gente. Tú también y la comunidad Bake debería exportarse a todos los lugares donde falta la amistad, la buena gente, el amor.

    ResponderEliminar
  8. Vamos, vamos. pongo un poco de alegría al cotarro. Y si nos vamos todos a un lugar que se llama felicidad. Levantemos todos la copa, de lo que sea, aun hora determinada de un día singular. El Teleco que tome la palabra.

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, hay que animar el cotarro, pero tambien es cierto que el articulo hace que este blog siga existiendo para mi.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Bonito artículo. No entiendo que algunas personas se dediquen mas a crtiticar los comentarios que al articulo. Buenos me supongo que no todas. La marcha del blog estupenda y el dinamismon igual.

    ResponderEliminar
  11. Genial.Solo aquellos que hemos perdido a un ser querido... sabemos el dolor que nos deja. un beso.-Elege-

    ResponderEliminar